Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

¿Cuáles son las enfermedades infantiles más comunes?

enfermedades infantiles iStockphoto

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los niños se ponen enfermos con tanta frecuencia? ¿Es una cuestión propia de la edad o puede evitarse de alguna manera? En este post vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las enfermedades infantiles.

Enfermedades infantiles: por qué enferman los niños

Lo normal es que los niños desarrollen sus capacidades psicomotrices y que estén en permanente movimiento y actividad. Su naturaleza los lleva a ser curiosos, inquietos, a indagar y a descubrir día a día el mundo que tienen delante.

Sin embargo, es habitual que contraigan enfermedades y que no pocas veces debamos mantenerlos en cama. ¿Cuál es la razón? La respuesta es sencilla: su sistema inmunitario está en permanente formación y muchas veces no proporciona las barreras necesarias para detener las enfermedades infantiles más comunes, lo cual los hace mucho más vulnerables que los adultos.

Esto no quiere decir que tengan que soportar infecciones o virus día sí y día también. Hay niños sanos y fuertes que apenas conocen lo que es una enfermedad. Sin embargo, solo hasta que llegan a la adolescencia su sistema inmunitario se estabiliza y dejan de ser propensos a sufrir enfermedades.

Cinco enfermedades infantiles que seguro que conoces

La lista de enfermedades infantiles es extensa, sobre todo si tenemos en cuenta que algunas de ellas se originan en lugares o condiciones concretas. Sin embargo, podemos mencionar algunas de las más habituales entre los niños:

  • Varicela: se caracteriza por la aparición de unas vesículas en todo el cuerpo que están llenas de un líquido claro en una primera fase y luego adquieren un color amarillo. Su causa es el virus Varicela-Zoster, que pertenece a la familia de los herpes. Dichas vesículas suelen aparecer principalmente en el tronco, los brazos y las piernas; al cabo de unos días, se rompen y dejan una costra rojiza. En los casos más graves, la varicela produce cuadros de fiebre.
  • Infecciones urinarias: E. Coli es la bacteria que origina la mayor parte de los casos de infección urinaria en los pequeños, especialmente durante sus primeros años de vida. Los síntomas más significativos de esta enfermedad son el escozor al orinar o las ganas frecuentes de ir al baño; a veces genera fiebre e inapetencia.
  • Amigdalitis: la tos, la congestión nasal, la fiebre alta y el enrojecimiento de la garganta son los síntomas más representativos de esta enfermedad, que tiene una causa bacteriana.
  • Sarampión: Se caracteriza por la aparición de unas lesiones cutáneas en la boca, las mejillas y el paladar, aunque más tarde pueden extenderse a otras zonas del cuerpo como la cara o el cuello. Su causa es un virus de la familia de los paramixovirus. En los casos más graves, los niños sufren de tos, fiebre y dolores musculares.
  • Rubeola: Es otra de las enfermedades infantiles más conocidas por todos. Su causa es un virus de la familia de los togavirus, y su principal síntoma es la aparición de unas lesiones cutáneas de color rosado en la cara, detrás de las orejas, el cuello y, posteriormente, en el tronco y la espalda. También se manifiesta con la inflamación de los ganglios.

Enfermedades infantiles y niños refugiados

Los niños refugiados también están expuestos a las enfermedades infantiles habituales o a otras propias de los contextos de pobreza y desigualdad. Los recorridos que ellos y sus familias emprenden a terceros países no siempre les garantizan unas condiciones óptimas para su supervivencia, lo cual los convierte en un grupo social especialmente vulnerable en las situaciones de emergencia humanitaria.

Otra fuente directa de las enfermedades en niños refugiados son las crisis alimentarias de ciertas zonas del mundo, que generan una descompensación en su metabolismo, lo cual hace peligrar su crecimiento y su desarrollo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *