Emergencias

ACNUR y UNICEF: No más niños sin nacionalidad en Europa

ACNUR y UNICED piden parar la apatridia
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
20 Febrero 2019

Las dos agencias de la ONU se unen para pedir una acción urgente que acabe con la apatridia infantil en Europa donde 500.000 niños no tienen la documentación necesaria para ir al colegio, al médico o trabajar cuando sean mayores.

“Cada niño tiene derecho a una nacionalidad”

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, hacen un llamamiento a Estados y organizaciones para asegurar que ningún niño o niña nazca o permanezca apátrida en Europa, donde se estima que hay más de medio millón de personas en esta situación.

“La vida se apila contra un niño apátrida desde el principio. Como todos nosotros, pueden soñar y tener esperanza, pero los obstáculos legales que enfrentan a menudo hacen que sus sueños se desvanezcan antes de que sean adultos y su potencial se desperdicie”
Pascale Moreau, Directora de la Oficina de ACNUR para Europa.

ACNUR ampara a los refugiados, desplazados y apátridas en todo el mundo

ACNUR es la Agencia de la ONU para los Refugiados que ampara no solo a las personas que han tenido que huir de sus hogares, sino también a quienes se les niega la nacionalidad. Son los llamados apátridas: más de diez millones en todo el mundo.

Niños de Sudán del Sur

Los niños sin documentación, más propensos a ser víctimas de trata

Desde 2010, los niños que nacen sin nacionalidad han ido en aumento. Solo en 2017 se identificaron 2.100 apátridas, una cifra que se ha multiplicado por cuatro en los últimos años.

Cuando un niño nace sin nacionalidad, su acceso a servicios tan básicos como la educación o la sanidad será muy limitado. La discriminación a la que se enfrentarán sin documentos de identidad, será un lastre toda la vida.

Los niños y niñas sin documentación son más propensos a sufrir violencia, abusos y ser víctimas de trata, a lo que se suman los riesgos de arresto y detención.

Medio millón de personas sin nacionalidad en Europa. ¡Ni uno más!

Para acabar con la apatridia infantil en Europa, ACNUR y UNICEF proponen:

  • Simplificar los procesos para permitir que los niños apátridas obtengan una nacionalidad lo antes posible.
  • Incluir salvaguardas que otorguen la nacionalidad a todos los niños nacidos en un país que de otro modo serían apátridas.
  • Asegurar que cada niño apátrida, migrante o refugiado, sea identificado y reciba protección cuando llega.
  • Campañas para familias en riesgo de apatridia que ayuden a identificar a los niños no registrados y apoyen el proceso de registro para las familias.
  • Lograr una identidad legal a través del registro de nacimientos.
niña apatrida

“Quiero que tengan los mismos derechos que los hijos de otras personas”

Lirije es una de las personas apátridas en Europa desde el día que nació. Su padre, Mitvar, piensa a menudo en el futuro su hija: “Me gustaría que mi hija tuviera papeles, como los otros niños. No debería acabar como yo, trabajando en la calle. Quiero que tenga los mismos derechos que los hijos de otras personas. Sin papeles, ni siquiera le pueden dar zapatos en el colegio; le piden un certificado de nacimiento para justificar que se los han dado, como a otros niños. Si tuviera papeles, sería diferente. Tendría una vida mejor. Iría al colegio para aprender cosas que le ayudaran a trabajar. No sería analfabeta como yo. Me da vergüenza cuando me dicen que caerá sobre mi conciencia no darle educación. Me siento mal. Me come por dentro.

Lo he hecho lo mejor que he podido. Fui con testigos a registrarla en la Oficina de Nacimientos. Fui un par de veces, y siempre me dicen que espere. Sin documentos, es como estar muerto”.

Minorías étnicas como los romaníes o ashkali, egipcios y albaneses que vivían en Macedonia durante la guerra de los Balcanes y la disolución de la antigua Yugoslavia, no consiguieron registrarse y perdieron su nacionalidad. Sus nacimientos y sus nombres nunca han sido registrados, y su condición de apátridas pasará hasta las siguientes generaciones si no se hace nada por ayudarles.

Tres grupos de niños especialmente vulnerables:

  1. Niños y niñas que han nacido apátridas en Europa. Tanto quienes no pueden heredar la nacionalidad de sus padres debido a discriminaciones de género y vacíos legales (es el caso de niños sirios huérfanos de padre que no pueden heredar la nacionalidad de sus madres), como quienes son apátridas porque sus padres también lo son.
  2. Niños y niñas nacidos en Europa, cuyos nacimientos no fueron registrados. Incluyen los niños y niñas pertenecientes a minorías vulnerables.
  3. Niños y niñas de países con poblaciones apátridas que vienen a Europa como refugiados y solicitantes de asilo.
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
 

Noticias