Emergencias

Aylan Kurdi: se cumple 1 año de la tragedia

Un año de la muerte de Aylan Kurdi, el niño sirio que apareció en una playa de Turquía
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
19 Septiembre 2016

Tal día como hoy, el 2 de septiembre de 2015, Aylan Kurdi se convertía en noticia en todo el mundo. Un niño sirio de 3 años había muerto ahogado intentando alcanzar un refugio seguro y su cadáver llegaba a una playa de Turquía. Era la imagen más clara de la crisis de refugiados que se estaba viviendo en Europa.

Desde 2015, el número de personas que intentan escapar de conflictos armados en sus países de origen sigue creciendo. Casi 300.000 personas han llegado por Grecia o Italia hasta el continente europeo en lo que va de año mientras que más de 4.000 personas han desaparecido en el camino.

Ante esta situación y que el número de personas forzadas a huir en todo el mundo a causa de la violencia, la persecución o la violación de derechos humanos ha alcanzado la cifra histórica de 65,3 millones, ACNUR recogió más de 1 millón de firmas para pedir ante la Asamblea General de Naciones Unidas vías de entrada seguras a países que otorguen protección y un futuro digno para estas personas.

Se necesita ayuda urgente para que los Estados aumenten y agilicen las vías legales para admisión y reasentamiento de estos refugiados, para evitar que tengan que recurrir a peligrosos viajes de la mano de traficantes de personas.

Cada día, alrededor de 11 personas mueren ahogadas en el Mediterráneo

Más de 4.000 personas han desaparecido en su intento por cruzar por vía marítima hasta Europa en los últimos 12 meses. Esto supone que más del 2% de quienes intentan cruzar el Mediterráneo desde el norte de África fallece, un dato superior a las cifras alcanzadas en 2015.

Tras el acuerdo de la Unión Europea con Turquía y el cierre de la llamada ruta de los Balcanes, las llegadas hasta Grecia han pasado de 67.000 llegadas a tan sólo 3.437 en este mes de agosto. En cambio, el número de personas que desembarcan en Italia permanece constante, siendo ésta una ruta mucho más peligrosa. En el camino entre Libia e Italia, las probabilidades de no llegar hasta a las costas europeas se multiplican por 10.

La solidaridad que ha demostrado la población europea ha sido una expresión de generosidad sin precedentes que deja historias tan bonitas como éstas.

Más de 300.000 personas aún siguen esperando refugio tras haber cruzado el Mediterráneo. Ayúdales a encontrar un nuevo hogar.
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar. y necesitan ayuda
 
 

Noticias