Emergencias

Coronavirus: un año de emergencia sanitaria

Coronavirus, un año después
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
09/03/2021

Más allá de las implicaciones sanitarias, el impacto socioeconómico de la COVID-19 en la población refugiada ha sido devastador: desempleo, pérdida de medios de vida, hambre y miles de niños refugiados fuera de la escuela.

El 74 %
de la población mundial refugiada solo satisface la mitad de sus necesidades básicas.
1,1 millón
de refugiados y desplazados en Líbano, Irak y Jordania han sido empujados a la pobreza por la pandemia.
89 %
de las familias sirias en Líbano viven hoy en la extrema pobreza, en comparación con el 55 % del año anterior.
 
“COVID-19 nos ha demostrado que la exclusión mata”.
Raouf Mazou, Alto Comisionado Auxiliar para las Operaciones del ACNUR.

Un año desde la declaración de pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 11 marzo de 2020, la COVID-19 sigue condicionando nuestra vida. Todos hemos sufrido las consecuencias de esta crisis en mayor o menor medida. Sin embargo, el impacto que ha tenido en la población refugiada ha sido especialmente devastador. Sus efectos socioeconómicos podrían durar años, especialmente en los países menos desarrollados del mundo, en los que vive la mayoría de los desplazados forzados.

Durante este año, ACNUR ha afrontado la mayor emergencia en sus 70 años de historia y ha desempeñado un papel central en la lucha contra la pandemia entre refugiados y comunidades desplazadas en 130 países.

ACNUR responde ante el COVID-19

Cómo ha afectado el COVID-19 a la población refugiada

↑ Pobreza

Ha empujado a la pobreza a la población refugiada y desplazada que ya atravesaba por una situación complicada, por la pérdida de empleo, de medios de vida y de ingresos.

↑ Violencia de género

Ha aumentado el riesgo de que las niñas y las mujeres refugiadas sufran violencia de género. ACNUR ha recibido 10 veces más llamadas de auxilio de las habituales.

↑ Brecha educativa

Ha sacado a cientos de miles de niños de la escuela. El acceso al colegio se ha visto afectado para el 90 % de los niños refugiados.

↑ Desigualdades

Se han pronunciado las desigualdades y han aumentado los incidentes de discriminación, estigmatización o xenofobia contra los refugiados y desplazados.

Retornos poco seguros

Ha obligado a decenas de miles de refugiados y desplazados internos a regresar a sus hogares sin que se den las condiciones de seguridad necesarias, como es el caso de Siria y Venezuela, donde muchos vuelven al conflicto y al peligro.

Reasentamientos suspendidos

Se ha suspendido el reasentamiento durante unos meses. Además, debido al cierre de fronteras, se ha impedido que las personas que huyen de la violencia y la persecución accedan a un refugio seguro.
 
49.204
casos de COVID-19 reportados entre refugiados y personas desplazadas en 105 países.
94 de 130
países donde ACNUR está presente se han comprometido incluir a los refugiados en los planes nacionales de vacunación.
144 estados
han cerrado sus fronteras o restringido el acceso a su territorio de refugiados y solicitantes de asilo.
 

Nadie estará a salvo hasta que todos lo estemos

Si algo hemos aprendido de la emergencia sanitaria por COVID-19 es que la respuesta a esta crisis global debe incluir a todas las personas. Solo así lograremos vencer al virus.

ACNUR necesita fondos para ayudar a la población refugiada a superar la difícil situación en la que les ha dejado la pandemia. Además, trabaja para garantizar que los desplazados forzados tengan acceso a los servicios sanitarios y de protección y a los planes nacionales de salud y de vacunación.

Vacunación de refugiados

También continúa protegiendo a los refugiados del virus a través de la atención médica, el acceso a agua potable y saneamiento y las actividades de promoción de la higiene.

En todo el mundo, los refugiados han dado un paso al frente para ayudar a combatir el COVID-19: han participado en campañas de información, brindado atención médica, fabricado jabón y mascarillas e impulsado la salud mental y el bienestar de sus comunidades. Eso ha hecho que las personas obligadas a huir no solo sean menos vulnerables al virus, sino que también han evitado que se propague.

Salir de esta pandemia sin dejar a nadie atrás conlleva un desafío sin precedentes. A pesar del sufrimiento y la incertidumbre, también hay esperanza. Las vacunas han comenzado a suministrarse en muchos países y los sistemas sanitarios se han fortalecido.

Refugiados luchan en primera línea contra la pandemia

“Debemos asegurarnos de que todo el mundo, en todas partes, pueda vacunarse lo antes posible”.
Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

Sensibilidad y solidaridad en tiempo de crisis

Gracias a la generosidad de sus donantes, ACNUR ha podido descongestionar campamentos y fortalecer las medidas de distanciamiento físico, construir infraestructuras, proporcionar material sanitario, medicinas, agua y saneamiento, apoyar a los sistemas de salud de los países de acogida, proporcionar acceso a la educación de la niñez desplazada, entregar ayudas económicas y proporcionar servicios de protección a mujeres y niñas frente a la violencia de género.

Y además...

Ayuda de emergencia

39,4 millones

de desplazados han recibido protección y ayuda básica de emergencia.
Mascarillas

33 millones

de mascarillas distribuidas entre la población desplazada.
Ayudas económicas

700 millones

en ayudas económicas entregadas a 8,5 millones de personas.
 
Violencia de género

2 millones

de mujeres y niñas víctimas de violencia de género han recibido asistencia.
Sanidad

9,4 millones

de desplazados han recibido atención médica.
Educación

900.000

niños han recibido apoyo para su educación y 1,3 millones han podido volver a la escuela.
Salud mental

606.000

personas han recibido apoyo psicosocial.
Medios de vida

1,2 millones

de personas han recibido préstamos o capacitación en apoyo a sus medios de vida.
 

El apoyo de la sociedad y de la comunidad internacional es hoy más necesario que nunca. Los equipos de ACNUR en todo el mundo siguen trabajando para proteger la salud de los refugiados, proporcionarles agua, saneamiento e higiene, educación, acceso a vacunas, ayudas económicas y protección.

Emergencia sanitaria covid-19

Tu ayuda salva vidas

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Gracias a la ayuda periódica llegamos rápido y lejos ante cualquier emergencia
 
Gracias a la ayuda periódica llegamos lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
Gracias a la ayuda periódica llegamos lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
Gracias a la ayuda periódica llegamos lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
Gracias a la ayuda periódica llegamos lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
 

Noticias