Emergencias

Dobles turnos de clases para los jóvenes refugiados en el Líbano

Estudiantes en la escuela Vera Frangieh, en Zgharta, al noreste del Líbano. Foto: ACNUR/A.McConnell
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
04/03/2014

Los niños de toda Siria han visto interrumpida su infancia a causa de la guerra en su país. Ahora, para Omar hay un soplo de esperanza. A este pequeño refugiado le va muy bien en una nueva escuela de Zgharta, al norte del Líbano. La escuela constituye un santuario para Omar y sus compañeros: los dibujos de los niños decoran las paredes y los profesores irradian bondad y entusiasmo por sus alumnos a pesar de tener que trabajar turnos dobles para satisfacer la fuerte demanda.

Los cerca de 2,5 millones de refugiados registrados en la región (casi la mitad de los cuales son menores de 18 años) están sometiendo a los países vecinos de Siria a una presión enorme para ofrecer oportunidades educativas. En el Líbano, un tercio de los más de 930.000 refugiados sirios están en edad escolar primaria.

Cuando intentaban acoger a las nuevas llegadas, las escuelas locales se saturaron y los nuevos alumnos no pudieron matricularse. “He visto clases del primer turno en las que no cabía ni un solo pupitre más”, afirma Bathoul Ahmed, oficial de información pública de ACNUR.

La solución para más de 27.000 niños sirios residentes en el Líbano ha llegado de la mano de las 74 escuelas en las que ahora se ofrece un segundo turno escolar, lo que permite a más jóvenes sirios proseguir sus estudios. El programa se puso en marcha de forma experimental en la ciudad de Arsal el año pasado, y en noviembre el Ministro de Educación, con el apoyo de ACNUR, lo aplicó en todo el país.

Su éxito reside en la dedicación de los profesores libaneses que, como Maliki, la favorita de Omar, se preocupan por que los niños sirios reciban el mismo nivel de educación que sus compañeros del Líbano. A los alumnos también se les otorgan títulos de las escuelas públicas libanesas, lo que garantiza que se reconozca su educación.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar. y necesitan ayuda
 
 

Noticias