Emergencias

La violencia continúa en el norte de Malí

Desplazados malienses huyen de la violencia en Malí. Foto: ACNUR/G. Gordon
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
27/05/2014

IEDA Relief, socio de ACNUR en el norte de Malí, calcula que en Kidal cerca de 3.000 personas han huido y que hay más personas a punto de huir. En Gao, la situación también es complicada: los autobuses siguen saliendo con dirección a Bamako por temor a que la ciudad sufra ataques. ACNUR está preparado para atender a 2.000 personas en Gao y 1.000 en Kidal con mantas, bidones y cubos.

Estos desplazamientos se producen tras varios meses en los que los refugiados malienses estaban regresando espontáneamente a sus lugares de origen. Cerca de 12.000 refugiados habían vuelvo a Gao y Tombuctú, muchos con la ayuda de ACNUR.

A principios de mayo, 141.274 malienses seguían refugiados en Burkina Faso, Níger y Mauritania y 137.096 personas permanecían desplazadas dentro del propio país por la inestabilidad en la zona norte del país.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar. y necesitan ayuda
 
 

Noticias