Historias de vida

Iniciativas solidarias que hacen grandes a pueblos pequeños

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
12 Julio 2019

Con una población de 303 habitantes, el municipio castellonense de Teresa es un ejemplo de pueblo solidario con ACNUR que aprovecha sus festejos para ayudar a las personas refugiadas.

Teresa es un pequeño pueblo de Castellón del que sus vecinos tuvieron que huir al llegar la guerra. Se unió a la iniciativa “Pueblos Solidarios con ACNUR” en 2018 y este 2019 vuelve a hacerlo con exposiciones, documentales y cena solidaria. El objetivo de este año es ayudar a los refugiados y desplazados en Yemen, país que sufre actualmente la mayor crisis humanitaria en el mundo. El 80% de su población necesita ayuda y 2 millones de niños padecen desnutrición aguda. Iniciativas solidarias como esta nos demuestran que la cooperación y la ayuda entre municipios de distintos países es posible y necesaria.

Una historia de solidaridad

En 1938, en plena Guerra Civil española, Teresa tenía aproximadamente 800 habitantes. El frente se instaló allí en primavera. A los hombres se los llevaron para luchar y en Teresa quedaron las mujeres, los niños y los ancianos. Cuando las bombas empezaron a caer les dijeron que tenían que abandonar sus hogares. Se fueron con lo puesto; algunos, en camiones; otros, andando. Se refugiaron donde pudieron, en el monte y en pueblos que acogieron a sus vecinos. Silvia Gómez, vecina de Teresa, nos cuenta que «entre ellos estaba mi abuela, que tuvo que abandonar su casa estando embarazada y con mi tía de tan solo 3 años de la mano. Recorrieron varios pueblos y por fin les dieron cobijo en un almacén de cebollas. Se pasaron casi un año allí, sobreviviendo de lo que los vecinos les daban. Ese niño que mi abuela llevaba no sobrevivió mucho tiempo... No sabemos exactamente cuándo y cómo volvieron. Solo que cuando le preguntaban años más tarde no le gustaba hablar de lo que tuvieron que pasar. Únicamente decía que el pueblo estaba roto a su regreso y que, en su casa, durmiendo, veían las estrellas».

Hoy Teresa, gracias a la fortaleza de sus vecinos y vecinas, ha recuperado la vida de un pueblo normal, pero no olvida lo crucial que puede llegar la ayuda de otras personas o las iniciativas solidarias en situaciones adversas y complicadas. Por eso, los vecinos y el Ayuntamiento decidieron unirse a la iniciativa “Pueblos Solidarios con ACNUR”.

“Hoy hay muchos pueblos en el mundo como la Teresa de 1938. Gracias a ACNUR, hemos promovido iniciativas solidarias en nuestro pueblo que mejoran la vida de las personas refugiadas”.
Vecina de Teresa
Silvia Gómez

¿Cómo lo hicieron? Sus vecinos nos lo cuentan

Teresa tiene ahora menos de 250 habitantes, pero se movilizó como si tuviera 1000.

«En principio, comentamos la idea con los amigos y familiares más próximos y estos nos dijeron que ayudarían en lo que organizáramos. No sabíamos muy bien qué actividades realizar: juegos para niños, una merienda popular... Finalmente, nos decidimos por hacer una yincana para niños y una cena para quien quisiera acudir. Hablamos con el Alcalde de Teresa y otros miembros del Ayuntamiento, que colaboraron activamente en la organización de las distintas iniciativas solidarias, como la venta de tickets de la yincana y la cena solidaria, que fueron un éxito. Además, contamos con la colaboración de los comercios para organizar y publicitar las actividades», explica un vecino.

Teresa, #OrgulloDePueblo

«El Ayuntamiento nos cedió el patio más bonito del edificio para hacer la cena. Habíamos vendido más de 200 tickets antes de comenzar el evento. Empezamos el montaje de las mesas y sillas y nos dimos cuenta de que no cabíamos, por lo que tuvimos que ocupar la calle; pero faltaban mesas y sillas. Desde el Ayuntamiento nos dijeron que no tenían más. Nunca se había organizado una comida tan multitudinaria en el pueblo».

«Aquel día, y muchos más, sentimos un verdadero orgullo de pueblo. Gracias a la idea de ACNUR, nos dimos cuenta de que tenemos unos vecinos y un pueblo que se acuerda de su pasado y ayuda en lo que está en su mano», concluye otro vecino.

Más de 80 pueblos ya han participados en este tipo de iniciativas solidarias y saben lo que es sentir #OrgulloDePueblo ayudando a los refugiados, pero Yemen necesita que sean muchos más. Inscribe tu pueblo en www.orgullodepueblo.es.

 

Noticias