Noticias sin listar

Claves para acoger a refugiados: inclusión y autonomía

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
23 Agosto 2019

En la actualidad, hay 70,8 millones de de personas en el mundo que han huido de la violencia y la persecución. Se trata de una cifra sin precedentes desde la II Guerra Mundial. La solidaridad y el respeto a los derechos humanos son hoy más necesarios que nunca.

El Pacto Mundial sobre los Refugiados recoge el compromiso de los Estados con el respeto de los derechos humanos de personas refugiadas y migrantes y apoya a los países que asumen la responsabilidad de acoger a refugiados.

Refugiados_congoleños

Los países con menor nivel de ingresos, los más acogedores

Las regiones en desarrollo siguen cargando con una responsabilidad desproporcionadamente alta a la hora de acoger a refugiados. Según el informe de Tendencias Globales de Desplazamiento de 2018, Bangladesh, Chad, la República Democrática del Congo, Etiopía, Ruanda, Sudán del Sur, Sudán, Tanzania, Uganda y Yemen recibieron a 6,7 millones de refugiadosy fueron el hogar del 13% de la población mundial.

La financiación y la respuesta mundial a la realidad de las personas refugiadas siguen siendo insuficientes para afrontar esta situación de crisis humanitaria que afecta a millones de personas en el mundo. En la actualidad, existe una necesidad cada vez máyor de conseguir fondos para prestar asistencia y ayuda a las personas refugiadas en los distintos puntos del planeta.

Turquía, Pakistán, Uganda, Sudán y Alemania, por este orden, son los principales países de acogida para millones de refugiados:

  • Turquía: 3,7 mill.
  • Pakistán: 1,4 mill.
  • Uganda: 1,2 mill.
  • Sudán: 1,1 mill.
  • Alemania: 1,1 mill.

Sin embargo, si tenemos en cuenta la población refugiada con respecto a la población del país de acogida, Líbano, que alberga a la séptima mayor comunidad de refugiados, encabezaría la lista con 156 personas refugiadas por cada 1.000 nacionales.

En los países de altos ingresos hubo, de promedio, 2,7 refugiados por cada 1.000 habitantes, pero esta cifra es más del doble en países de ingresos medios y bajos, con 5,8 refugiados por cada 1.000 habitantes.

niño_refugiado_escuela

Acoger a refugiados para que progresen, no para que sobrevivan

Uganda es un ejemplo mundial en acoger a refugiados. De hecho, la ONU ha elegido su modelo de acogida para dar ejemplo al resto del mundo sobre cómo integrar en su tejido productivo y social a las personas refugiadas que llegan al país, ofreciéndoles herramientas para autoabastecerse y para que, al mismo tiempo, puedan contribuir a la buena marcha económica del país.

Pacto Mundial sobre los Refugiados resalta la importancia de que las personas refugiadas tengan acceso a los servicios nacionales del país de acogida, así como a los planes de nacionales de desarrollo, con el objetivo de ayudarles a progresar, fomentar su autonomía y disminuir la dependencia de la ayuda humanitaria. De esta manera, todos ganan; el país que decide acoger a refugiados y las personas refugiadas se benefician económica y socialmente de esta independencia.

La inclusión es clave, ya que como se reconoce en la Pacto Mundial “los campos de refugiados deberían ser la excepción” y una medida temporal en casos de emergencia.

80%
de los refugiados viven en países vecinos.
9 de las 10
naciones que más refugiados acogen están en regiones en desarrollo.
El 84%
de los refugiados son acogidos en países en desarrollo.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
refugiado_riega_cultivos

Derechos de los refugiados en los países de acogida

La Convención de Ginebra de 1951, ratificada por 147 estados, describe los derechos fundamentales de las personas refugiadas en el país de acogida, así como sus obligaciones. La Convención señala como esencial el derecho a la no devolución por parte de los gobiernos receptores, pues hacerlo implicaría poner en riesgo la vida de las personas. Otros derechos incluidos en el texto son:

  • No castigo por entrada irregular al país y obtención de documentos de identidad y viajes.
  • Empleo remunerado, asistencia médica y vivienda digna.
  • Libertad de religión y libertad de circulación dentro del territorio.
  • Educación pública y gratuita y acceso a los tribunales.

Por otro lado, las personas refugiadas tienen la obligación de respetar las leyes, los códigos y las normas de convivencia del país que les acoge.

¿Cuál es la labor de ACNUR en los países de acogida?

ACNUR proporciona asistencia y protección en los países de acogida a todas las personas que han tenido que huir de sus hogares a causa de la guerra, la persecución o las violaciones de derechos humanos. Actualmente, más de 12.000 trabajadores de ACNUR están presentes en 134 países para procurar que los derechos humanos sean respetados.

Además, ACNUR trabaja para proporcionar soluciones duraderas: facilita el regreso a los lugares de origen de las personas refugiadas cuando esto no pone en riesgo su vida, promueve la integración en los países de acogida o el reasentamiento en terceros países.

Comida, agua, refugio, salud, género, educación, formación y empleo son las principales áreas de trabajo en las que ACNUR lleva a cabo su labor humanitaria.

 

Noticias