Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Afganistán hoy: la situación de los desplazados internos ante el duro invierno

Afganistán hoy

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Todavía dura la conmoción mundial por el informe de CNN que muestra cómo un hombre de 55 años compra a una niña de 9 en Afganistán. Parwana es una de las tantas niñas desplazadas internas en ese país que ha sido vendida para contraer matrimonio forzado. Sus padres fueron quienes la vendieron y aseguran que no tienen otra opción, que están sin comida y que la situación se ha vuelto mucho más grave desde que los talibanes volvieron al poder en agosto pasado. Qorban, el comprador de Parwana, entregó 200.000 afganis (alrededor de 2.200 dólares) en forma de ovejas, tierras y dinero en efectivo al padre de Parwana, una niña que soñaba con ser maestra pero que el destino acaba de arrebatarle su sueño.

“Había guerra, lanzaban bombas. Mi padre fue asesinado allí y muchos de mis parientes también. Y nos vimos obligados a huir. Era responsable de mis hijos y no quería que los mataran”, dice esta mujer desplazada interna en un campamento en Afganistán y que, ante la llegada del invierno, teme por las condiciones en las que estarán sus hijos y por la falta de un refugio seguro y de comida.

Se trata de dos historias muy concretas que reflejan la situación de miles y miles de personas que sufren en Afganistán hoy, sobre todo niñas y mujeres que son siempre las más vulnerables en situaciones así. Según los últimos datos de Naciones Unidas, actualmente hay 683.000 desplazados internos a causa de diferentes conflictos en 33 de las 34 provincias de Afganistán; el 80% son mujeres y niños. De este número, ACNUR estima que unos 165.000 desplazados internos han regresado a sus hogares desde septiembre debido a que la situación de seguridad se ha estabilizado.

La ayuda internacional, más urgente que nunca

La crisis humanitaria en Afganistán hoy se profundiza y millones de personas en todo el país necesitan de la ayuda internacional para acceder a alimentos, artículos básicos de limpieza, medicamentos y un refugio seguro y que los proteja de la dureza del invierno. ACNUR ha empezado su asistencia en la región de cara al invierno, llegando a más de 12.500 personas en un plan diseñado específicamente para apoyar a las familias vulnerables en esta dura época del año.

Además, hay muchas niñas que se encuentran en la misma situación que Parwana, por lo que la solidaridad de todo el mundo con respecto a lo que sucede en Afganistán es fundamental. Es urgente garantizar el sustento básico de vida a todas las familias de desplazados internos y evitar situaciones que sean proclives a continuar con las prácticas de venta de niñas para matrimonios forzados.  

“Necesitan que nosotros – gobiernos, organizaciones humanitarias y la ciudadanía – estemos con ellas y mantengamos el rumbo”, dice el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. Además de ser considerado el país menos pacífico del mundo, Afganistán ha sido castigado con una sequía que afecta al 80 % de la población y una pandemia de COVID-19 que generó que nueve millones de personas perdieran sus medios de vida. A todo esto, se le suman las cuatro décadas de violencia política que tuvo su último corolario con la vuelta al poder de los talibanes en agosto de este año.

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Colchones y mantas para 2 familias
Refugio de emergencia para 2 familias
Alimentos para 1 niño cada mes
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Colchones y mantas para 3 personas
Alimento para 3 personas durante 1 mes
Refugio de emergencia para una familia
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *