Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Nuestro cuerpo está hecho en su mayor parte de agua, alrededor del 50-70%; por lo tanto, es un componente esencial para nuestra vida. En este sentido, los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación con el agua potable son desalentadores: 844 millones de personas carecen de un servicio básico de suministro de agua potable y al menos 2000 millones de personas se abastecen de fuentes de agua potable contaminada por heces. ¿Conocías estas cifras?

New Call-to-action

¿Qué es el agua potable preparada?

El agua potable preparada se define en España por el Real Decreto 1799/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula el proceso de elaboración y comercialización de aguas preparadas envasadas para el consumo humano, que establece que el agua potable preparada es aquella que puede tener cualquier procedencia (subterránea o superficial)  y que se ha sometido a un tratamiento para que sea potable.

Por lo tanto, el agua potable preparada puede utilizarse para proporcionar agua apta para el consumo humano en lugares donde el agua está contaminada debido a diversas causas: desastres naturales, conflictos bélicos, vertidos tóxicos, sequía, etc.

La purificación del agua con pastillas

Uno de los tratamientos que se utilizan para lograr agua potable consiste en la utilización de pastillas purificadoras de agua.

En países donde los conflictos han destruido las infraestructuras de agua, existe un riesgo mayor de transmisión de enfermedades infecciosas como la hepatitis o la diarrea, ya que se transmiten a través del agua contaminada.

ACNUR proporciona unas pastillas denominadas Potable Aqua, que sirven para tratar la contaminación del agua y que se utilizan de forma muy sencilla: simplemente se introduce una pastilla en un litro de agua y se tapa sin apretar; se dejan pasar tres minutos, se agita, se aprieta la tapa del recipiente y se espera diez minutos para que el agua se pueda beber.

¿Qué hace ACNUR en relación con el agua?

En situaciones de emergencia, uno de los mayores problemas consiste en facilitar agua potable a las personas desplazadas o refugiadas. Además de proporcionar las pastillas purificadoras de agua que hemos detallado en el anterior apartado, ACNUR lleva a cabo diversas acciones en relación con el agua como la construcción de pozos, de puntos de agua potable o de potabilización, o los servicios de saneamiento.

Además, ACNUR ha realizado diversos proyectos en relación con el agua, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Acceso al agua potable a los refugiados sudaneses en Chad. En este caso se ha llevado a cabo la rehabilitación de las infraestructuras sanitarias en cinco campos de refugiados de la zona.
  • Acceso al agua en 15 países de África. Se trata de países que reciben a refugiados y donde el agua es un bien que escasea. ACNUR proporciona entre 15-20 litros de agua por persona al día, tanto para el consumo como para el uso personal.
  • Agua potable para los refugiados afganos. ACNUR construyó un nuevo sistema de abastecimiento de agua que supuso que los asentamientos de refugiados en Sarvestán (Irán) tuviesen acceso al agua.

Si quieres contribuir a ayudar a todas las personas que no tienen acceso al agua, puedes hacerte socio de ACNUR o enviar un donativo.

New Call-to-action