Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Calentamiento global, ¿ad portas de una nueva crisis de refugiados?

calentamiento global @iStockphoto

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

El calentamiento global es una de las principales causas del desplazamiento forzoso en el mundo. ACNUR calcula que hasta la fecha unos 26.4 millones de personas han tenido que huir de sus hogares por las altas temperaturas, las sequías, las subidas de la marea o la alteración de los ciclos naturales terrestres.

Algunas veces, este fenómeno climático se manifiesta de manera directa y a través de hechos puntuales, como por ejemplo los huracanes, las inundaciones, los tsunamis, el deshielo de los polos o la desaparición de especies animales, entre otros.

Otras veces, en cambio, su efecto no resulta tan evidente, pero no por ello menos devastador. Hay zonas en la Tierra que progresivamente se han convertido en áridos desiertos o que han ido cediendo terreno a los océanos hasta el punto que en apenas un par de décadas resultan irreconocibles.

New Call-to-action

Desplazados climáticos y calentamiento global, ¿hay relación?

La relación entre el calentamiento global y los desplazamientos forzosos está más que probada. Existen ejemplos concretos que demuestran cómo este fenómeno agrava o agudiza las necesidades sociales de comunidades enteras, que luego se ven empujadas a otras regiones, sobre todo ciudades, para buscar nuevos medios de supervivencia.

El caso de Siria es elocuente. Si bien la guerra fue el detonante para que más de 5,5 millones de personas huyeran del país y 6,3 millones más se convirtieran en desplazados internos, hubo otros factores relacionados con los efectos del calentamiento global que también influyeron en esta situación.

Por ejemplo, el abandono progresivo de las zonas rurales y los campos en buena parte del territorio sirio, que desde 2006 obligó a más de 1,5 millones de campesinos a dejar sus métodos de subsistencia habituales para buscar nuevas oportunidades.

Se habla, incluso, de que unas 800.000 granjas fueron abandonadas en las provincias que se dedicaban casi en exclusivo a la agricultura, pues las lluvias disminuyeron un 10% y la temperatura del país aumentó 1,2 grados.

Calentamiento global: ¿puede desaparecer la Polinesia Francesa?

No es un asunto específico de las islas que forman parte de la Polinesia Francesa, en el sur del Océano Pacífico. En realidad, el calentamiento global se ha convertido en un factor de riesgo para cientos de ciudades, pueblos y comunidades que tienen acceso a cualquiera de los mares del mundo. ¿Por qué?

Organismos como las Naciones Unidas han advertido reiteradamente del aumento de la temperatura terrestre. Aseguran, en concreto, que entre los años 1880 y 2012 el clima medio en el planeta registró una subida de 0,85 grados, lo cual ha provocado, entre otras cosas, el deshielo de los polos y el aumento del nivel mar.

Sobre este último punto, indican que en los últimos 110 años el nivel medio mundial del mar ascendió 19 centímetros, mientras que la superficie de los polos ha disminuido desde 1979 de manera notable.

La Polinesia Francesa podría ser solo uno de tantos ejemplos de superficies terrestres que desaparecerían en un futuro no tan lejano, dando lugar a otra crisis de refugiados similar, o incluso más grave, a la que presenciamos en la actualidad.

Con estos datos y consideraciones en la mano, no queda duda de la importancia de luchar de contra el calentamiento global? No lo pienses más: ¡empieza ahora mismo!

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *