Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Coronavirus y refugiados: planes de protección de ACNUR

Niña usa gel desinfectante para prevenir el coronavirus

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

La unidad y la solidaridad son clave en estos momentos de crisis e incertidumbre que está atravesando todo el planeta con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Las personas refugiadas, al igual que las comunidades locales, también corren el riesgo de contraer y transmitir el virus: más del 80% de las personas refugiadas viven en países con sistemas de salud débiles, en asentamientos densamente poblados, en ocasiones sin acceso a agua potable y con condiciones de salubridad insuficientes. No todos pueden acceder a atención médica.

Por ello, ACNUR hace todo lo posible para prevenir contagios por coronavirus entre los refugiados y desplazados.

¿Qué hace ACNUR ante la crisis del coronavirus COVID-19?

Siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y apoyándose en la experiencia en otros brotes, como el del ébola, la gripe aviar o el SARS, ACNUR da la siguiente respuesta para hacer frente al nuevo brote de coronavirus, en colaboración con los gobiernos de los países de acogida:

  • Entregar jabón y agua limpia a las familias, para que puedan seguir las medidas de higiene recomendadas por la OMS respecto al lavado de manos, con el fin de evitar la propagación del virus. También se llevan a cabo actividades de divulgación sobre las prácticas de higiene correctas.
  • Crear materiales de prevención y sensibilización, teniendo en cuenta su adaptación a distintos idiomas y las necesidades de las personas que no saben leer, para que todos pueden tener información precisa y actualizada.
  • Monitorear los contactos y rastrear la posible propagación del virus para evitar su expansión.
  • Aumentar sus existencias en material médico de los sanitarios locales, como analgésicos, materiales intravenosos y medicamentos para reducir la fiebre y el dolor. También hace una evaluación de las necesidades de equipo médico, suministros, distintos tipos de instalaciones.
  • Incluir a las personas refugiadas y desplazadas en los planes nacionales de vigilancia y respuesta para el COVID-19, en colaboración con la OMS y los países afectados por el virus.

Actividades de ACNUR frente al COVID-19

ACNUR vela por la seguridad de todas las personas refugiadas y desplazadas, en particular de los grupos de riesgo, como los ancianos, el grupo más vulnerable frente al COVID-19. Para garantizar su salud y la del resto de refugiados y desplazados, ACNUR ya está desarrollando las siguientes actividades en los campos de refugiados y desplazados de distintos países:

  • Kenia. En los campos de Kakuma y Dadaab se ha aumentado la distribución de jabón y la formación a trabajadores sanitarios y humanitarios. Se han habilitado posibles instalaciones de aislamiento y se están realizando campañas de comunicación para dar difusión a información correcta sobre el coronavirus.
  • Bangladesh. Se están llevando a cabo actividades de vigilancia para una detección temprana, se realizan campañas de sensibilización y se está preparando equipo de respuesta rápida.
  • Irak. Ya se ha distribuido material informativo sobre la transmisión y prevención del coronavirus en los centros de atención primaria de los campos de refugiados. Se hará lo mismo en los campos de desplazados internos.
  • Irán. Se han adquirido equipos de protección y artículos de saneamiento e higiene, como termómetros sin contacto, máscaras, guantes, jabón, líquido, papel y bolsas de recogida de basura.

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha confirmado que, hasta la fecha, no hay ningún caso de infección por coronavirus en los campos de refugiados, aunque 11 solicitantes de asilo en Alemania han dado positivo por COVID-19. Grandi ha añadido que el virus no discrimina y que es una responsabilidad conjunta asegurar una respuesta global inclusiva para todos. “Permitir el pleno acceso a los servicios de salud, para los miembros más vulnerables de la sociedad, es la mejor manera de protegernos a todos”, explica. “Todos en este planeta, incluidos los refugiados y los solicitantes de asilo, deberían poder acceder a servicios de salud adecuados».

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Jabón para 8 personas refugiadas cada mes.
Kits de higiene y salud para 5 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 18 personas refugiadas.
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Jabón para 25 personas refugiadas.
Kits de higiene y salud para 2 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 8 personas refugiadas.
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *