Emergencias

ACNUR refuerza las medidas de preparación y respuesta ante la crisis del COVID-19

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
11 Marzo 2020

En pocos días, el COVID-19 está saturando el sistema sanitario español, uno de los más eficaces del mundo. ¿Cuánto tiempo crees que tardarían en colapsar los sistemas de salud de muchos países de acogida de refugiados? ¿Y las clínicas de los campos de refugiados?

Si la principal medida de higiene y prevención es lavarse las manos más de 20 veces al día, ¿qué va a pasar entre poblaciones que apenas tienen 10-20 litros de agua por persona al día o que no disponen de jabón o desinfectante? Si nuestra mejor medida para protegernos durante el estado de alarma es quedarnos en casa, ¿qué va a pasar con los que no tienen un hogar?

Los peligros a los que están expuestos los refugiados ante el coronavirus son enormes.

Solidaridad y cooperación ante la amenaza del coronavirus

Este brote es un desafío global que debe abordarse a través de la solidaridad y la cooperación internacional. Para combatir eficazmente cualquier emergencia de salud pública, todas las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes deberían poder acceder a las instalaciones y servicios de salud de manera no discriminatoria, y ser incluidas en todos los planes nacionales de preparación para la respuesta a la emergencia del COVID-19.

Para elaborar su Plan de respuesta al coronavirus, ACNUR ha seguido las recomendaciones de la OMS y se ha apoyado en su experiencia en otros brotes, como el de la gripe aviar, el ébola o el SARS.

ACNUR está reforzando su comunicación con las comunidades de personas refugiadas y desplazadas, sobre todo en lo que se refiere a las medidas de higiene y de saneamiento. El plan de ACNUR frente al coronavirus, incluye materiales adaptados para dar respuesta a las necesidades lingüísticas y culturales locales.

Josep Zapater explica el trabajo de ACNUR para proteger a refugiados frente al COVID-19

Actividades de prevención y respuesta frente al COVID-19

  • Incluir a los refugiados y personas de interés en los planes nacionales de preparación y respuesta. Calcular las necesidades de medicamentos, equipo de protección personal, productos farmacéuticos, suministros auxiliares y diagnósticos de laboratorio.
  • Vigilar la evolución de la epidemia, llevar a cabo una búsqueda activa de casos, rastrear contactos e investigar alertas, en colaboración con los ministerios de salud, la OMS y los socios.
  • Evaluar la capacidad los servicios de salud con los que cuenta ACNUR para responder en caso de un brote en campamentos y asentamientos de refugiados.
  • Capacitar a los trabajadores de la salud en los asentamientos para atender a la población en caso de que alguna persona contraiga el virus.
  • Informar a la población a través de materiales de comunicación.

Preparación, prevención y respuesta ante el coronavirus

ACNUR está siguiendo de cerca la evolución de la expansión del coronavirus, y está adoptando medidas de prevención, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, está trabajando con otras organizaciones y con las autoridades nacionales de cada país en los que está presente.

La respuesta mundial ante la crisis del COVID-19 debe incluir a todas las personas, también a las refugiadas y desplazadas. Las personas mayores son el grupo más vulnerable ante el virus. Por eso, ACNUR acaba de lanzar su primer llamamiento con respecto al COVID-19, que incluye medidas para hacer frente a la crisis.

Para garantizar la salud de las personas refugiadas y adoptar las medidas de preparación y de respuesta necesarias frente al COVID-19, ACNUR hace un llamamiento para recaudar urgentemente 255 millones de dólares.

Para ACNUR, la salud y el bienestar de las personas refugiadas es una prioridad clave, por eso está reforzando las medidas de preparación, prevención y respuesta. “El virus puede afectar a cualquier persona, y asegurarnos de que la respuesta incluye a todas las personas es una responsabilidad colectiva”, explicó Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

“La mejor forma de protegernos es permitir que todas las personas tengan acceso total a los servicios sanitarios, incluyendo las personas más vulnerables en las comunidades”.
Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

ACNUR se está asegurando de que sus trabajadores en terreno están perfectamente informados sobre la evolución del brote y sobre las medidas de preparación y prevención que tienen que adoptar, en línea con los ministerios nacionales de salud y la OMS.

Hasta el momento, ACNUR solo ha podido confirmar 13 casos de personas solicitantes de asilo en Alemania, Austria e Italia que han dado positivo por COVID-19.

Además, la OIM y ACNUR han anunciado la suspensión temporal de los viajes para el reasentamiento de las personas refugiadas, ya que temen que los viajes internacionales puedan aumentar la exposición de las personas refugiadas al virus. Esta es una medida temporal, que se aplicará solamente hasta que sea necesario.

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda