Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

El camino de los refugiados: un libro sobre superación personal

libros superacion personal

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Corría el año 2015 y, en el asentamiento de refugiados de Presevo, Serbia, un niño de unos cuatro años entró en el comedor de campaña con un muñeco en la mano. Con la mano que tenía libre, cogió un plato de sopa y enfiló la salida. Pero, por el camino, un voluntario le ofreció una mandarina. En ese momento el niño se dio cuenta de que no tenía manos para todo y tomó la decisión de tirar el muñeco a una basura cercana y cargar con la sopa y la mandarina hacia la salida.

Esta imagen se quedó grabada en la mente de Irene López Alonso, la autora del libro El camino de los refugiados. En ese momento, ese niño que había pasado probablemente por una durísima travesía, se dio cuenta de que un muñeco de trapo ni se come ni abriga. Tuvo que tomar una decisión terrible y que, para Irene, nunca tendría que ser tomada por un niño.

Con innumerables recuerdos como este en la mente, López Alonso volvió de observar con sus propios ojos la realidad de los refugiados en Grecia y Serbia y decidió plasmar lo que había vivido en una novela juvenil.

 

Una visión esperanzadora

A través de la novela, la autora nos pone en la piel de un joven refugiado sirio, Nabil. El camino que recorremos con él es el que otros tantos miles de sirios han tenido que tomar en los últimos años para huir de la guerra.

Partiendo de la costa oeste del país, Nabil sale en barco desde el puerto de Latakia con destino a Turquía. Una vez allí, donde entra en condición de turista, pasa ya a ser un refugiado. El viaje no ha hecho más que empezar y lo peor está aún por delante. La peligrosa travesía del mar Egeo y la penosa marcha por los Balcanes hasta lograr alcanzar el corazón de Europa.

“Si hay un antídoto o arma para luchar contra la deshumanización que he visto en los campos y que estoy viendo en la sociedad española es la empatía. Y la literatura es un buen medio para conseguirla”, declaró la autora durante la presentación de su libro. “Si los jóvenes lo leen, creo que podrán ponerse en la piel de la personas refugiada, en esos zapatos gastados por el asfalto”, aseguró.

Pero, a pesar de la dureza de la historia y los terribles recuerdos con los que López Alonso regresó de Grecia y Serbia, su novela habla también de esperanza. Se trata de un buen ejemplo de los libros de superación personal que pueden hacer cambiar nuestra percepción del mundo.

Conocer las historias de personas como Nabil y su lucha para salir adelante a pesar de haber tenido que pasar por una realidad terrible sirven de acicate para superar prácticamente cualquier problema. Es un forma de pasar de ver a los refugiados simplemente como víctimas y pasar a verlos como ejemplos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(4 votos, media: 4,25 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *