Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Las dos épocas históricas de la Edad Media

epocas historicas

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

El concepto de Edad Media nació en el Renacimiento. Los eruditos de la época designaron así al periodo que enlazaba la antigüedad clásica con el renacer humanista de los siglo XV y XVI. Tenía, por tanto, cierta connotación negativa, como un periodo de oscuridad entre las dos épocas históricas doradas de la humanidad.

La historiografía moderna ha ido cambiando poco a poco esa percepción. Durante esta época, desaparecieron las estructuras del antiguo Imperio Romano y el ser humano abandonó las ciudades para regresar a una vida rural. Durante los primeros siglos del Medievo, las personas volvieron acercarse a la naturaleza y desarrollaron estilos artísticos que se fueron haciendo más complejos.

 

Sin embargo, el gran reto para los historiadores modernos es la escasez de fuentes históricas de esta época. Buena parte de este periodo sigue siendo un misterio y solo podemos hacer conjeturas basándonos en leyendas y hechos no probados. Es por ello que los historiadores dividen la Edad Media en dos épocas históricas:

La Alta Edad Media

La invasión del Imperio Romano de Occidente por parte de distintos pueblos de origen germánico marca el inicio de la Edad Media. A la caída de Roma le siguió un periodo de inestabilidad política. A las invasiones germánicas les sucederían las de los húngaros y los vikingos, cambiando para siempre la fisionomía del continente europeo.

La tendencia al abandono de las ciudades que venía del final del periodo romano se hizo más aguda. De esta forma comenzaron a surgir pequeñas comunidades dirigidas por un señor militar dueño de una fortaleza o castillo. El campesinado entregaba una parte de su producción a cambio de protección. Había nacido el feudalismo.

Poco se conoce a ciencia cierta de esta época histórica. La capacidad de leer y escribir estaba reservada al clero, que generalmente vivía aislado en abadías y monasterios. Las escasas fuentes escritas de este periodo son las que nos dejaron estos religiosos en libros ilustrados, muchos de ellos verdaderas obras de arte.

Desde Arabia empezó a crecer un imperio que abanderaba la nueva religión musulmana y llegaría hasta la Península Ibérica. En el centro de Europa, la estructura feudal, inicialmente descentralizada, se unificaría en el Imperio Carolingio. Finalmente, desde Bizancio, actual Estambul, el antiguo Imperio Romano de Oriente, seguiría manteniendo su hegemonía hasta el final de la Edad Media.

La Baja Edad media

A partir del siglo X, las estructuras políticas y económicas empiezan a cambiar en Europa. Poco a poco, las ciudades empiezan a resurgir como centros comerciales y culturales. Una nueva clase social, la burguesía, los comerciantes y artesanos de las ciudades, comenzará a ocupar terreno en la sociedad.

La aparición de universidades y la lenta expansión de la alfabetización nos han permitido conocer con mucho más detalle este periodo. Fue una época de florecimiento artístico, particularmente en la arquitectura. De las pequeñas y simples construcciones románicas de la Alta Edad Media pasamos a las monumentales catedrales góticas de este periodo.

La expansión del sistema feudal causó numerosos conflictos y revueltas campesinas. Además, fue un tiempo de agitación religiosa en el que surgieron numerosas herejías que desafiaron el poder del Papa y fueron reprimidas a sangre y fuego. Fue también un periodo de guerra entre el cristianismo y el islam con las cruzadas lanzadas desde Europa hacia Oriente Medio.

La insalubridad de las nuevas ciudades y la expansión del comercio facilitó que la peste negra procedente de Asia se propagara por todo el continente. La plaga mató a entre uno y dos tercios de la población europea de la época.

Esta serie de fatalidades influyeron en la visión negativa que se tuvo de este periodo en los siglos posteriores. Para el fin de la epidemia de peste, Europa era un continente completamente distinto. El feudalismo comenzaba a dejar paso al capitalismo, las ciudades adquirían un centralidad también el plano político y empezaban a nacer los primeros estados.

El descubrimiento de América cerraría definitivamente el periodo medieval y daría paso a la Edad Moderna.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(9 votos, media: 3,22 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *