Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Migrantes y refugiados: ¿conoces la diferencia?

migrantes y refugiados

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Debido a los desplazamientos de personas que existen en la actualidad, cada vez escuchamos y leemos más los términos migrantes y refugiados en las noticias. En ocasiones, se confunden y se utilizan de forma errónea. Por este motivo, queremos aclarar las diferencias.

El concepto de migrantes y refugiados

  • La definición de refugiado está contemplada en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y hace referencia a aquella persona que huye de su país de origen debido a conflictos armados, persecuciones o falta de protección.
  • El concepto migrante, sin embargo, hace referencia a la persona que decide dejar su país de origen por otros motivos, que suelen ser económicos o de reunificación familiar.

Diferencias entre migrantes y refugiados

Partiendo de las definiciones anteriores, podemos establecer las siguientes diferencias entre migrantes y refugiados:

  • Los refugiados salen de su país de forma forzosa debido a una situación de gran violencia.
  • Los migrantes salen de su país de forma voluntaria, aunque la situación en la que se encuentran también puede ser extrema.
  • Los refugiados pueden acceder a procedimientos para solicitar el derecho de asilo y deben recibir la protección de los estados a los que se desplazan.
  • A los migrantes se les aplican las leyes de cada país en materia de inmigración.

¿Qué hace ACNUR respecto a los refugiados?

Según los datos de ACNUR, existen más de 68 millones de personas desplazadas en todo el mundo a causa de la violencia.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) nació tras la Segunda Guerra Mundial, en el año 1950, cuando la Asamblea General de la ONU estableció que su mandato sería proteger a los refugiados. El mandato se caracteriza por ser apolítico, humanitario, social y mundial.

La protección de los refugiados se materializa a través del trabajo en diversas áreas, como el refugio, la educación, la sanidad, la nutrición o el agua. Así, se cubren las necesidades de asistencia tanto a corto plazo, en casos de emergencia, como a largo plazo, cuando la situación se prolonga.

¿En qué consiste el derecho de asilo?

El derecho de asilo se regula por el derecho internacional y está contemplado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 14). Se puede definir como el derecho de una persona a obtener protección fuera de su país de origen cuando ha debido huir a causa de un conflicto que pone en riesgo su vida y tenga temores fundados de que puede ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política, pertenencia a un grupo social, género o preferencia sexual.

En España se reconoce el derecho de asilo en la Constitución Española y se desarrolla en la Ley reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, que se adapta a las normas de la Unión Europea.

Migrantes y refugiados parten de contextos diferentes: unos, con la esperanza de dejar atrás la pobreza, y otros, para poder alejarse de la violencia. El derecho tiene en cuenta estas diferencias y las necesidades de cada uno y establece unos mecanismos distintos para prestarles la ayuda que necesitan.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(2 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *