Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Niños del tercer mundo, ¿cuál es su futuro?

niños del tercer mundo © UNHCR/Kate Holt

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Cuando hablamos del estado actual de la infancia en el mundo, debemos partir de un hecho objetivo: los niños del tercer mundo tienen menos opciones de desarrollo individual y profesional por el solo hecho de haber nacido en contextos marcados por la pobreza, la desigualdad, la exclusión o las guerras.

Es decir, sus posibilidades de poner en marcha un proyecto de vida son escasas y por ello muchos se quedan en el camino. ¿Te imaginas cómo sería el mundo si se dieran las mismas oportunidades a todos los niños? ¿Qué crees que ocurriría?

 

¿A qué problemas se enfrentan los niños del tercer mundo?

La mayoría de los niños del tercer mundo no viven una infancia digna ni tienen garantía de que se respeten sus derechos. Los contextos en los que crecen, marcados por la pobreza, la desigualdad, la exclusión y la vulnerabilidad los empujan a situaciones que generan secuelas irreversibles en su desarrollo y crecimiento.

Si miramos de forma general regiones como América Latina, África o algunas partes de Asia nos damos cuenta de que los niños que crecen en los países allí localizados tienen más o menos las mismas limitaciones y se enfrenten a problemas similares:

  • Desnutrición y mortalidad infantil 

Las tasas de mortalidad infantil han aumentado en los últimos años, sobre todo en los niños menores de 5 años. De hecho, para muchos de ellos su primer día de vida ha sido también el último. Se calcula que el 80% de las muertes causadas por las malas condiciones de vida y la desnutrición se concentran en regiones como África subsahariana y Asia meridional. Los países más afectados por esta situación son la República Democrática del Congo, Etiopía, India y Pakistán.

  • Reclutamiento forzoso

Los niños-soldado en Uganda, Sri Lanka, Sierra Leona, Sudán del Sur o Colombia son el ejemplo más claro de esta práctica. En contextos de desplazamiento y guerra, los menores son mucho más vulnerables que otros grupos sociales y se convierten en presa fácil de los bandos en conflicto, que les reclutan para realizar tareas forzosas o para luchar en las primeras líneas de combate. En el caso de las niñas, son sometidas a abusos sexuales que les dejan graves secuelas, tal como ha ocurrido en Nigeria.

  • Abandono escolar

La educación es un factor que ayuda a nivelar las desigualdades sociales, pues proporciona a los niños las herramientas necesarias para desarrollar sus proyectos de vida y escalar posiciones en la pirámide social. Sin embargo, en los países del tercer mundo esto no sucede. Cerca de 124 millones de niños en el mundo quedan fuera de los sistemas educativos. Esta cifra es más alta aún si se trata de las niñas y las adolescentes, pues en muchos casos son obligadas a dejar sus estudios para contraer matrimonios forzosos o para hacerse cargo de hermanos o familiares.

  • Pobreza y desnutrición

Más del 25% de los niños del tercer mundo sufren desnutrición. Si se mantiene la tendencia actual, varios organismos internacionales calculan que 9 de cada 10 niños que están en la extrema pobreza vivirán en África subsahariana en el año 2030, una región afectada además por sequías y conflictos armados.

No debería ser así, pero los derechos fundamentales de millones de niños están determinados por el lugar en el que nacen. Los niños del tercer mundo requieren soluciones inmediatas para abandonar la pobreza y desarrollar proyectos de vida que les permitan aspirar a un mejor futuro. ¿Por dónde empezar?

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *