Entidades Públicas

La Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, con los campos de refugiados de Mozambique

Mozambique refugiados
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
Lun, 11/23/2020

La situación sanitaria en el campo de Maratane, en Mozambique, se ha visto agravada a raíz de la pandemia del COVID-19, afectando al bienestar y salud de los refugiados que viven en él.

La crisis del COVID-19 ha supuesto una drástica contracción de muchas economías, especialmente aquellas que se encuentran en procesos de desarrollo. Las medidas de confinamiento que se han ido aplicado paulatinamente estos meses han afectado de manera notable a la población refugiada. En Mozambique, país acogedor de refugiados y solicitantes de asilo, la pandemia ha tenido unas extensas consecuencias sobre el bienestar de la población. ACNUR atiende a 180.000 desplazados internos y a más de 26.000 refugiados y solicitantes de asilo procedentes de la República Democrática del Congo y Burundi.

La ACCD ha donado 200.000 euros al Comité español de ACNUR para colaborar en la mejora de infraestructuras y sistemas de saneamiento y acceso al agua en el asentamiento de Maratane, elementos clave para la prevención de la transmisión del virus.

En concreto, el objetivo de ACNUR con este proyecto es mejorar el acceso, la disponibilidad, la calidad, la aceptabilidad y la participación de los derechos de acceso a agua, saneamiento y salud de 9.244 personas refugiadas en el campo de Maratane, promoviendo su seguridad frente a la crisis del COVID-19. Esto se consigue mediante medidas como la ampliación de redes de distribución de agua, la construcción de un tanque y una torre de agua, y el reparto de medicamentos básicos entre aquéllos que más lo necesiten.

Además, la implementación del proyecto comporta un efecto positivo en la mejora del Programa de Tratamiento Integral de las Enfermedades del Niño (PCIME), haciendo hincapié en los servicios pre y post natales de los menores de 5 años de edad. Mediante el control de la fiebre, la evaluación del estado nutricional y el nivel de vacunación del niño/a, entre otros, se busca la reducción de la mortalidad infantil y materna, respondiendo a la vez a los posibles casos de COVID-19 que se puedan ocasionar.

Los principales beneficiados de este proyecto son los refugiados provenientes de la República Centroafricana y de Burundi, un colectivo constituido por 9.244 personas, siendo un 47% de ellas mujeres (4.344).

200.000 €
de aportación.
9.244
beneficiarios.
 

Para ellos, tu ayuda es vital

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
 

Noticias