Emergencias

Alarmante tasa de malnutrición entre los niños refugiados centroafricanos que acaban de llegar a Camerún

Madres refugiadas esperan la distribución de leche para sus hijos. Foto: ACNUR/F.Noy
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
26/05/2014

En el último mes, 29 niños (el menor apenas un bebé y el mayor de 9 años de edad), han fallecido, la mayoría en centros de alimentación terapéutica a los que habían llegado muy enfermos. La deshidratación, la hipotermia y la anemia han sido las principales causas de muerte.

Más de 85.000 refugiados centroafricanos han llegado a Camerún desde el pasado diciembre y se encuentran en 300 localidades, haciendo más difícil el trabajo de las agencias humanitarias. En Gbiti, la zona más afectada, la tasa de malnutrición severa entre los niños refugiados que acaban de llegar es de cerca del 40% (muy por encima del estándar en emergencias).

Con el objetivo de reducir las tasas malnutrición y muerte, ACNUR trabaja con otras organizaciones, facilitando alimentos terapéuticos y enriquecidos a los refugiados que padecen malnutrición, y también distribuyendo alimentos, vacunando a los niños y suministrando agua potable, saneamiento y refugio.

ACNUR ya ha reubicado a más de 25.000 refugiados, llevándolos lejos de la frontera, a seis campos que ha abierto. Pero a pesar de ello, los refugiados siguen cruzando y cuentan a ACNUR que muchos familiares están atrapados en los bosques de la República Centroafricana.

A pesar de ello, se necesitan más fondos para ampliar los servicios y ACNUR reitera su llamamiento para que se incrementen las donaciones para operaciones humanitarias en la zona.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar. y necesitan ayuda
 
 

Noticias