Emergencias

El desplazamiento forzado continúa creciendo durante 2020

Desplazamientos 2020
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
15/12/2020

En 2020, la pandemia de COVID-19 ha agravado aún más la crítica situación en la que ya se encontraban millones de personas desplazadas en el mundo.

2020 arrancaba con 79,5 millones de desplazados forzados. 45,7 millones eran desplazados internos; 29,6 millones, refugiados y otras personas desplazadas fuera de su país y 4,2 millones eran solicitantes de asilo. Los nuevos conflictos y otros ya existentes, las guerras y la pandemia de COVID-19 han tenido un fuerte impacto en la vida de todas estas personas durante el año que está a punto de terminar.

580.000
nuevas solicitudes de asilo: 33% menos que en el mismo periodo de 2019.
2,9
millones nuevos desplazados internos: 15 % menos que en el mismo periodo de 2019.
398.400
personas fueron reconocidas como refugiadas.
822.600
retornados: 22 % menos que en el mismo periodo de 2019.
 

Más de 80 millones de desplazados forzados

Aunque todavía no contamos con la foto completa de 2020, el año terminará con más de 80 millones de personas desplazadas a causa de la guerra, los conflictos, las persecuciones, la violencia y las violaciones de los derechos humanos.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto socioeconómico en las personas más vulnerables, incluidos los desplazados forzados. El virus ha alterado todos los aspectos de la vida y ha aumentado los desafíos existentes para las personas desplazadas.

Familia de desplazados 2020

A pesar de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, los desplazamientos a causa de la guerra, la persecución o la violencia no se han detenido. La violencia en Siria, República Democrática del Congo, Mozambique, Somalia y Yemen provocó nuevos desplazamientos en el primer semestre de 2020. La violencia en la región del Sahel también ha obligado a gran número de personas a abandonar sus hogares durante este 2020.

33.900
personas desplazados infectadas por COVID-19 (a 22 de noviembre de 2020).
1,8 millones
de niños y jóvenes en 57 países no han asistido a la escuela durante la pandemia.
 

El cierre de fronteras y las restricciones de movimientos redujeron temporalmente las solicitudes de asilo durante los primeros meses del año, pero las crisis políticas y los conflictos han generado nuevas emergencias humanitarias y han provocado un aumento en el número de personas desplazadas.

Durante la primera ola de la pandemia, en abril, 168 países cerraron total o parcialmente sus fronteras; 90 países no hicieron ninguna excepción para las personas que buscaban asilo. Desde entonces, y con el apoyo y la experiencia de ACNUR, 111 países han adoptado soluciones para garantizar que su sistema de asilo esté total o parcialmente operativo, al tiempo que se aseguran de que se tomen las medidas necesarias para frenar la propagación del virus.

A pesar de estas medidas, las nuevas solicitudes de asilo se redujeron en un tercio en comparación con el mismo periodo en 2019.

Violencia y cambio climático: dos grandes amenazas para el Sahel

A mediados de año, un total de dos millones de personas estaban desplazadas en la región. Se trata de un aumento del 43% desde finales de 2019. El 20 % de los desplazados en todo el mundo estaban en la región del Sahel.

Además de la situación de inseguridad, el Sahel es una de las regiones que más sufre las consecuencias del cambio climático. Para 2050, se prevé que la temperatura en la zona aumente en tres grados Celsius, el doble del promedio mundial. Las inundaciones, las sequías y los fenómenos meteorológicos extremos han degradado el 80 % de las tierras agrícolas del Sahel. Esta competencia por la tierra genera tensiones constantes entre las comunidades.

"Estamos superando otro hito sombrío que seguirá creciendo a menos que los líderes mundiales detengan las guerras".
Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Menos soluciones duraderas en 2020

En 2020, se encontraron menos soluciones duraderas para los desplazados, en comparación con el mismo periodo de años anteriores. Solo 822.600 personas desplazadas regresaron a sus hogares; la mayoría, 635.000, eran desplazados internos. Con 102.600 repatriaciones voluntarias en la primera mitad del año, el retorno de refugiados se redujo en un 22% en comparación con 2019.

Desplazados en el Shael 2020

Los reasentamientos de refugiados se suspendieron temporalmente debido a las restricciones de COVID-19 de marzo a junio. En consecuencia, solo 17.400 refugiados fueron reasentados en los primeros seis meses de 2020, según las estadísticas del gobierno, la mitad de la cifra de 2019.

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
La ayuda periódica nos permite llegar lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
La ayuda periódica nos permite llegar lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
La ayuda periódica nos permite llegar lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
La ayuda periódica nos permite llegar lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
La ayuda periódica nos permite llegar lejos y rápido ante cualquier emergencia
 
 

Noticias