Emergencias

El primer avión de ACNUR aterriza en Mozambique

Ciclón Idai Mozambique
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
27 Marzo 2019

Aunque ACNUR ya había empezado a realojar a cientos de familias desplazadas por el ciclón en Zimbabue durante los últimos días, ahora, la Agencia de la ONU para los Refugiados se suma a una respuesta coordinada por el gobierno de Mozambique.

Este miércoles 27 de marzo los trabajadores de ACNUR descargaban el primer avión con material de socorro para los supervivientes del ciclón Idai en la capital de Mozambique. Mientras tanto, las lluvias continúan y el número de vidas perdidas sigue en aumento.

El primero de los tres aviones de ACNUR llega a Mozambique

Un avión con material de emergencia aterrizaba hoy por la mañana en Maputo, capital de Mozambique, a la una de la mañana, hora local, para socorrer a los afectados por el ciclón Idai. El envío incluye tiendas familiares, lonas de plástico, colchonetas, mantas, mosquiteras, linternas solares, sets de cocina, bidones de agua y otros materiales de emergencia.

Este es uno de los tres vuelos destinados a aliviar a cerca de 30.000 personas entre Mozambique, Zimbabue y Malawi. Los otros dos vuelos están programados para llegar hasta Zimbabue y Malawi durante esta misma semana.

ACNUR está coordinando a las agencias para dar respuesta humanitaria

El material de ACNUR está siendo trasladado desde los almacenes de Dubai hasta el sudeste africano. Una vez desembarcado en el aeropuerto de Mozambique, el material de ACNUR será trasladado de inmediato hasta Beira, una de las principales localidades dañadas por el ciclón tropical, donde cientos de personas han perdido sus hogares y sus medios de vida.

Además, los equipos de emergencia de ACNUR están llegando ya hasta los tres países afectados para apoyar la respuesta humanitaria, y asumir la coordinación de las agencias en la zona y la protección de las personas vulnerables que están haciendo frente a las consecuencias del desastre.

El ciclón tropical que tocó tierra en la noche del 14 al 15 de marzo cerca de la ciudad de Beira, en Mozambique, ha reportado ya 447 muertes y 1.500 heridos, además de graves daños en las infraestructuras y alrededores.

En estos momentos, toda ayuda posible es necesaria a través de la recaudación de fondos destinados a los afectados por el ciclón en el sur de África.

“Los supervivientes de este desastre natural tan devastador necesitan urgentemente apoyo global. Nuestras contribuciones son un gesto de solidaridad y una nota de gracias para aquellos que han acogido generosamente a refugiados y compartido lo poco que tienen. Estamos aquí para recordarles que no están solos en este momento de necesidad”
Valentin Tapsoba, director de ACNUR en África del Sur, ha volado personalmente desde Pretoria en Sudáfrica para estar presente en las operaciones de ayuda humanitaria.
 

Noticias