Emergencias

“Esto es un llamamiento desesperado a la solidaridad y a la humanidad”

refugiados en Libia
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
12/12/2017

Desde hace meses, ACNUR viene advirtiendo de que la situación al otro lado del Mediterráneo es realmente dramática. El desierto de Libia se ha convertido en una ruta más mortal para quienes huyen de guerras y violencia que el trayecto marítimo. La falta de soluciones obliga ahora a la Agencia de la ONU a hacer un llamamiento desesperado para pedir el reasentamiento de 1.300 personas vulnerables que están sufriendo vejaciones en Libia.

Desierto de Libia

ACNUR pide urgentemente 1.300 plazas para refugiados en Libia

La situación de emergencia en Libia es insostenible para migrantes y refugiados que sufren, desde hace meses, abusos y torturas. Entre ellos, los más vulnerables como niños no acompañados, enfermos, madres solteras y víctimas de torturas serán evacuados a Níger, y se espera que pronto puedan efectuarse evacuaciones a otros destinos transitorios.

En centros de detención como el de Tariq al-Sikka, en la capital de Libia, Trípoli, los refugiados y migrantes duermen en el suelo. En estos centros, son retenidos durante largos periodos en condiciones deplorables donde algunos testimonios aseguran haber visto a personas morir en manos de milicias y traficantes.

Consciente de que la situación empeora cada día, ACNUR ha dado la voz de alarma para pedir, de manera urgente, 1.300 plazas de reasentamiento para sacar a las personas más vulnerables lo antes posible de este país.

ACNUR llama desesperadamente a la solidaridad y la humanidad

Marzo de 2018 es la fecha límite que la Agencia de la ONU contempla para la creación de estas 1.300 plazas de reasentamiento en distintos países, mientras trabaja en la evacuación a otros países de forma transitoria que les permita proteger a estas personas y son, por sus características, especialmente vulnerables.

En palabras del Alto Comisionado Adjunto para la Protección, estas personas están siendo víctimas de graves abusos y trato cruel, degradante e inhumano.

La detención sistemática de refugiados, personas que deben estar bajo protección internacional, es algo que no debería estar sucediendo, ante lo que ACNUR aboga incesantemente por alternativas y sistemas de asilo justos.

“Es un llamamiento desesperado a la solidaridad y a la humanidad. Necesitamos sacar de Libia a los refugiados altamente vulnerables tan pronto como sea posible… Muchos refugiados, solicitantes de asilo y apátridas en Libia son víctimas de graves abusos contra los derechos humanos, incluyendo diversas formas de trato cruel, degradante e inhumano”.
Volker Türk, Alto Comisionado Adjunto para la Protección de ACNUR.

Las evacuaciones podrían salvar vidas en las próximas semanas

Un grupo de 25 refugiados procedentes de Eritrea, Etiopía y Sudán ha sido evacuado en noviembre desde Libia hasta Níger, hacia donde se prevé poder seguir llevando a las personas más vulnerables. Estas evacuaciones, según Volter Türk, “podrían salvarles la vida durante las próximas semanas y meses”.

Pero se calcula que son necesarias 1.300 plazas de reasentamiento y aún estamos lejos de conseguirlo, por lo que el Alto Comisionado Adjunto ha apelado a la solidaridad de la comunidad internacional ante una situación que se deteriora cada día. Cualquier tipo de solución, a día de hoy, es necesaria y toda la ayuda que podamos facilitar a las víctimas de la situación, será más que bienvenida.

Ayuda a los refugiados en Libia.
 
Ayuda a los refugiados en Libia.
 
Ayuda a los refugiados en Libia.
 
Ayuda a los refugiados en Libia.
 
Ayuda a los refugiados en Libia.
 
 

Noticias