Emergencias

La baja del Aquarius deja al Mediterráneo Central sin barcos

mar Mediterráneo naufragio
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
04 Octubre 2018

Tras el último desembarco del Aquarius en Malta, y el ofrecimiento de Francia, Alemania, Portugal y España de reubicar a los desembarcados, el único barco de rescate que quedaba en el Mediterráneo Central queda inoperativo. ACNUR llama a aumentar la capacidad de búsqueda y rescate ante la incertidumbre de miles de vidas humanas en peligro.

Sin el Aquarius, el Mediterráneo Central se queda sin ONG de rescate

Tras la llegada del Aquarius a la isla de Malta con 58 personas rescatadas a bordo, después de varios días en el mar, ACNUR ha agradecido al país haber permitido el desembarco, así como a Francia, Alemania, Portugal y España el haberse ofrecido a recibir a las personas desembarcadas.

Según ACNUR, se trata de una acción que debería servir de ejemplo a otros países para poder asegurar la protección internacional a quienes lo necesiten: “Humanidad, compasión y compromiso deben servir de base para Europa en materia de gestión de sus fronteras terrestres o marítimas”.

Pero, tras el último desembarco exitoso en Malta llevado a cabo el 30 de septiembre, llega la incertidumbre sobre el futuro de los rescates en el Mediterráneo Central.

“Estamos hablando de vidas humanas”

Mientras el año pasado en estas fechas, 5 ONG se encontraban operativas en labores de búsqueda y rescate en la ruta del Mediterráneo que llega hasta Italia, el nuevo escenario deja el espacio marítimo entre Libia e Italia sin ONG.

Según la Guardia Costera Italiana, en 2017 las ONG salvaron más de 46.000 vidas. Un dato que pone de manifiesto la preocupante situación ante la dramática reducción de la capacidad de búsqueda y rescate tras la baja del barco Aquarius que deja esta ruta sin barcos de ONG operativos en un momento en que se necesita reforzarla.

ACNUR llama una vez más a incrementar la capacidad de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central y a “dejar espacio a las ONG para que contribuyan de forma coordinada a estos esfuerzos”. Se trata de una responsabilidad colectiva en la que la prioridad debe ser salvar vidas.

“Estamos hablando de la vida de personas. Refugiados e inmigrantes no pueden estar continuamente en situación de riesgo mientras los Estados discuten sobre sus responsabilidades”
Filippo Grandi, Alto Comisionado de ACNUR.

Libia, el infierno sin salida

Desde el año pasado, ACNUR ha evacuado a cerca de 2.000 refugiados, la mayoría madres con hijos, en Libia, un infierno para los refugiados a desde donde salen gran parte de las embarcaciones que llegan hasta Italia.

Un enclave en el camino donde los casos de venta de esclavos, torturas y secuestros son cada día más numerosos y que queda ahora con escasas oportunidades de salida.

ACNUR está realizando labores de evacuación con los colectivos de mayor vulnerabilidad, ofreciendo, así una oportunidad de salir de este infierno.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
 

Noticias