Emergencias

Niños pobres: vivir con menos de 1 € al día

niño casa en ruinas
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
26/04/2017

385 millones de niños pobres en el mundo

Vivir bajo el umbral significa vivir con menos de 1,90 dólares diarios. Más de la mitad de quienes viven en extrema pobreza son niños. Un total de 385 millones de niños pobres, de los cuales casi un tercio tiene menos de 4 años.

Detrás de esos datos, se esconden miles de historias, de caras e incluso de sonrisas de muchos niños pobres que aún no han perdido la inocencia.

Niños pobres: 4 historias detrás de las cifras

niño con gafas en Azerbaijan

Unas gafas para Shahriyar

Shahriyar está feliz. Por fin podrá tener unas gafas con las que ver perfectamente. Además de su astigmatismo, el pequeño de 6 años tiene problemas médicos. “Puedes ver que su cabeza es muy larga, tiene agua en el cerebro”, cuenta su abuela, quien le cuida desde que sus padres están desempleados y no tienen forma de mantenerlo.

Shahriyar necesita unas gafas especiales que cuestan mucho dinero, pero su familia, desplazada en Azerbaiyán, no habría podido conseguirlas si no fuera por el Dr Kanai. Este optometrista japonés fue desplazado en una isla del Pacífico Norte hace muchos años, pero aún recuerda lo que es huir de tu casa sin nada más que lo puesto.

Por eso, el Dr Kanai decidió ayudar a los refugiados de Azerbaiyán entregando 2.433 pares de gafas y 141 con cristales especiales, entre las que se encuentran los del pequeño Shahrriyar, que por fin podrá ver correctamente.

Una muñeca para dos hermanas

Dalal y Radha tienen un único juguete: una muñeca de plástico que consiguieron sacar de su casa cuando la guerra les obligó a huir. Con 3 y 4 años, las dos hermanas saben muy bien lo que es compartir. Han pasado la mitad de su vida huyendo. Ahora, viven con su padre en una tienda de campaña en un campo de desplazados de ACNUR. Allí, su padre intenta conseguir algo de dinero vendiendo Khat, una hoja narcótica en auge en la región.

El 80% de la población en Yemen depende de la ayuda humanitaria para poder vivir. Después de dos años de guerra, la familia de Dalala y Radha es sólo una de tantas.

Niño pobre que busca en la basura

Uday: “Quiero trabajar con mi padre porque sus dos manos están amputadas”

A sus 7 años, Uday tiene que alternar los días de escuela con los que sale a ayudar a su padre a recoger cartones, plásticos y latas en la basura. Por cada 30 kilos consiguen 15 liras turcas, unos 4 €. Es todo lo que tienen para comer tanto ellos como su madre y sus 6 hermanos.

Firas, el padre del pequeño, recibía una pensión por discapacidad en Siria al haber perdido un brazo y varios dedos en dos accidentes laborales. Desde que tuvieron que huir a Turquía para refugiarse de la guerra, Firas necesita a su hijo mayor para conseguir recolectar algo que vender. Aun así, el padre no ha perdido la esperanza. Su mayor ilusión es que sus hijos puedan ir a la escuela y tener un futuro distinto al suyo.

Las ruinas de una infancia

La casa de este pequeño nigeriano ha quedado convertida en escombros. Ya no hay lugar donde vivir desde que los pueblos de la ciudad de Garaha fueron arrasados. Ocho de los 14 pueblos del distrito de Dugwaba, en el noreste del país, fueron devastados por Boko Haram en Nigeria.

Mataron a alrededor de 100 personas y quemaron montones de casas, así como el mercado y el centro médico. En el medio del caos, 15.000 personas huyeron para salvar sus vidas. Entre ellos, este pequeño que sobrevive gracias a la acogida de las comunidades locales, granjeros y agricultores que les han abierto las puertas a pesar de que a duras penas tienen recursos para ellos mismos.

Miles de niños pobres necesitan ayuda humanitaria para tener un futuro
 
Miles de niños pobres necesitan ayuda humanitaria para tener un futuro
 
Miles de niños pobres necesitan ayuda humanitaria para tener un futuro
 
Miles de niños pobres necesitan ayuda humanitaria para tener un futuro
 
Miles de niños pobres necesitan ayuda humanitaria para tener un futuro
 
 

Noticias