Emergencias

Sentencia histórica sobre el caso Teitiota: desplazamientos forzados por el cambio climático

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
27/01/2020

El Comité de Derechos Humanos de la ONU determina que una persona no debe ser retornada a su país de origen si con ello está en riesgo el ejercicio de algún derecho fundamental.

En 2015, Nueva Zelanda denegó la petición de asilo a Ioane Teitiota, un refugiado procedente de la isla de Kiribati. Ahora, el Comité de Derechos Humanos de la ONU determina en la sentencia del caso Teitiota el derecho de las personas refugiadas y desplazadas por causas climáticas o por desastres naturales a no ser retornadas a sus países de origen, si con ellos está en riesgo el ejercicio de algún derecho fundamental, como podría ser el derecho a la vida.

Se trata de una decisión que podría tener un gran impacto en lo referido a la protección internacional de personas desplazadas en el contexto del cambio climático.

La sentencia destaca que tanto los sucesos repentinos (huracanes, tifones u otros desastres naturales), como los procesos de evolución lenta (por ejemplo, la sequía) pueden poner en riesgo el derecho fundamental a la vida y provocar el cruce de fronteras de personas que busquen protección.

Acción y cooperación contra los efectos del cambio climático

El fallo hace hincapié en la importancia de que los Estados se impliquen en prevenir y mitigar las consecuencias y efectos del cambio climático, que cada vez ocasiona más desplazamientos de población. Es importante, además, reforzar la cooperación para afrontar uno de los mayores retos que tenemos en la actualidad.

De la sentencia, ACNUR destaca la referencia a aquellas situaciones en las que el riesgo para las personas es inminente, y la posible situación de ilegalidad en la que podrían incurrir los Gobiernos bajo el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, si devuelven a una persona a un país donde los efectos del cambio climático pudieran exponerla a riesgos que amenacen su vida.

Desplazados climáticos: los más pobres entre los pobres

En la mayoría de los casos, los desplazados climáticos son los más pobres entre los pobres. En Bangladesh, está previsto que el nivel del mar aumente hasta un metro durante el próximo siglo. Esto significa que las casas de millones de personas quedarían totalmente inundadas.

En la actualidad, el nivel del mar está aumentando a un ritmo de 8 milímetros al año. Esto significa que en 25 años se elevaría 20 centímetros, lo suficiente como para anegar, arrasar la tierra y dejar sin agua potable a 10 millones de personas en el sur de Bangladesh. En 20 años, la isla de Kutubdia se ha reducido a la mitad por el efecto de la erosión. Si sigue reduciendo su tamaño con esta rapidez, en 30 años estará fuera del mapa, junto con docenas de otras islas de la zona.

El trabajo de ACNUR en materia de cambio climático

El trabajo de ACNUR para proteger a las personas desplazadas por el clima se centra en cuatro áreas: asesoramiento legal, promoción de políticas coherentes, investigación para abordar los vacíos existentes y la realización de actividades específicas en terreno. También lleva a cabo una importante labor de sensibilización sobre el cambio climático como origen del desplazamiento.

Las necesidades humanitarias asociadas a la emergencia climática son cada vez mayores. ¡Colabora!

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Con 25€ al mes llevas un suministro de agua a una comunidad.
 

Noticias