Emergencia

Emergencia climática

24,9 millones de nuevos desplazamientos forzados en 2019 por la crisis climática
Emergencia climática

Emergencia climática: crisis humanitaria

Cerca de 1.900 desastres naturales generaron 24,9 millones de desplazamientos internos en 140 países y territorios en 2019, según el Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno. Se trata de la cifra más alta desde 2012 y triplica el número de desplazados por guerras, conflictos y violencia.

Tormentas, ciclones, huracanes, inundaciones, incendios y sequías obligan a huir de sus hogares a más personas que cualquier guerra. La crisis climática nos afecta a todos. Es una emergencia humanitaria global, que requiere una respuesta inmediata y contundente.

 
Inundaciones: crisis climática

Crisis a escala global

Por sus consecuencias irreversibles, su magnitud, su intensidad y por la velocidad a la que avanza, la crisis climática es la emergencia de nuestro tiempo. Aunque las regiones más pobres del mundo son las más afectadas, la escala de la emergencia es global y afecta a todo el planeta.

Los desastres han provocado desplazamientos tanto en países de ingresos bajos como en países de ingresos altos, como EE.UU. (916.000 nuevos desplazados en 2019), Canadá (41.000 nuevos desplazados en 2019) o Australia (25.000 nuevos desplazamientos).

Los cinco países con más población refugiada están también entre los más vulnerables a la crisis climática: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar.

El coste humanitario de la emergencia climática es enorme: desplazamiento forzado, hambre, conflicto, muerte y devastación.

 
galería de videos
 
24,9 millones
de nuevos desplazamientos forzados en 2019 por el clima, según IDMC.
140 países
afectados por los efectos del cambio climático.
200 millones
de personas podrían necesitar anualmente ayuda humanitaria en 2050 por el impacto del cambio climático.
 
 

La crisis climática provoca desplazamiento, hambre y devastación

 

Desastre humanitario

El cambio climático puede ser un factor generador de conflictos, aumenta la desnutrición y la inseguridad alimentaria, complica el acceso a medios de vida y afecta a los servicios educativos y sanitarios. El 80 % de las personas desplazadas forzadas en el mundo vive en territorios altamente expuestos a desastres naturales y afectados por la crisis climática.

En la actualidad, 108 millones de personas necesitan anualmente ayuda humanitaria a causa de los desastres naturales. En solo 10 años, esta cifra podría incrementarse en un 50 %.

 
“Los impactos de esta crisis son mayores donde la fragilidad y los conflictos han debilitado los mecanismos de supervivencia; donde la gente depende del capital natural para su sustento; y donde las mujeres, que soportan la mayor carga de la emergencia climática, no disfrutan de los mismos derechos”.
Antonio Guterres, secretario general de la ONU.