Eventos

Dar y recibir, la clave de la felicidad

dar y recibir
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
16/05/2017

Dar y recibir, ¿altruismo o reciprocidad?

Hay quien dice que quien da, recibe, y es que sea por altruismo o esperando una futura recompensa, la generosidad es una de las claves para la felicidad.

Distintos estudios demuestran que el acto de dar, ya sea tiempo, dinero o cariño, a aquellos que lo necesitan, ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y nuestra salud mental.

En un mundo de desigualdades globales, la ecuación entre dar y recibir no siempre está equilibrada, lo que no significa que las personas que ofrecen generosamente sus recursos salgan perdiendo, sino todo lo contrario.

niña africana sonriente

El aleteo de una mariposa puede notarse al otro lado del mundo

Al leer las historias que inundan los campos de refugiados, la percepción de los problemas, necesidades y vivencias de nuestro día a día puede tomar una dimensión muy distinta.

Con una mirada positiva, nos damos cuenta de que lo que para una persona favorecida supone un pequeño esfuerzo, puede cambiar drásticamente la vida de un refugiado haciéndole llegar comida, agua, medicamentos o material para ir al colegio.

El llamado efecto mariposa se hace realidad cada vez que una persona ofrece su ayuda.

Frases sobre dar y recibir

“De todas las variedades de virtud, la generosidad es la más estimada”
Aristóteles.
“No da quien tiene, sino quien quiere”
Refranero popular.
“Dar un vaso de agua a cambio de un vaso de agua no es nada; la verdadera grandeza consiste en devolver el bien por el mal”
Mahatma Gandhi.
"A un gran corazón, ninguna ingratitud lo encierra, ninguna indiferencia lo cansa”
León Tolstoi.
“Cuando yo doy, me doy a mí mismo”
Walt Whitman, poeta americano.

Dar y recibir: 4 historias de personas que dedican su vida a los demás

Por increíble que parezcan sus historias, miles de héroes desconocidos deciden dejarlo todo para ayudar a los demás. Se esconden tras las mayores desgracias de la tierra, cambiando y mejorando el mundo y demostrando que la felicidad no viene de acumular riqueza, sino de compartirla.

  • Angelique, una monja congoleña entregada a ayudar La ganadora del Premio Nansen 2014 lleva años entregando su vida a cuidar de aquellas mujeres que han sido víctimas de la violencia sexual en RD Congo. Cuando son liberadas, Angelique les da el apoyo emocional y todo lo necesario hasta que se recuperan.
  • 8 voluntarios con los refugiados en Europa Muchas son las manos amigas que han ayudado a quienes han cruzado el Mediterráneo huyendo de la guerra a forjar una nueva vida en Europa. Algunos de estos voluntarios son ellos mismos antiguos refugiados, otros, generosos por naturaleza. Recogemos ocho ejemplos de solidaridad que dan ejemplo en el arte de dar y recibir.
  • Sarah Mardini, una heroína para los refugiados Cuando esta joven siria vivió en carne propia un naufragio en el Mediterráneo, no dudó en lanzarse al mar. Junto a su hermana Yusra, quien poco después se convirtió en nadadora olímpica, salvó la vida de 18 personas. Aunque una lesión en el hombro le dejó a las puertas de las Olimpiadas, no se siente desafortunada. Decidió seguir a su corazón y viajar a Lesbos como voluntaria.
  • Uganda y Yemen: pobres y generosos La mejor prueba de que el que menos tiene es el más generoso la encontramos en estos países. Uganda, que lleva años acogiendo a miles de refugiados hasta poner al límite sus capacidades, ha sido reconocida por la ONU como ejemplo de integración de refugiados y elegida para un proyecto piloto que muestra que otra forma de acogida es posible. Yemen, es a la vez el país más pobre de la península arábiga y el más hospitalario. Ha llegado a acoger a 260.000 refugiados somalíes y sirios, hasta que su guerra dejó al 80% de su población en necesidad de ayuda humanitaria.
Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar y necesitan ayuda