Historias de vida

Viejos colchones reutilizados para producir alimentos frescos y sanos

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
18 Febrero 2020

En el campo de refugiados de Zaatari reciclan los colchones de espuma viejos para crear huertos hidropónicos.

Innovación y agricultura en mitad del desierto: Zaatari, un ejemplo de sostenibilidad

En el campo de refugiados de Zaatari (Jordania) viven alrededor de 80.000 refugiados sirios. Lo que comenzó como una solución temporal es hoy una ciudad perfectamente organizada y ordenada.

Desde hace dos años, un grupo de refugiados del campo y científicos de la Universidad de Sheffield trabajan para crear una forma de producir alimentos sanos y frescos con solo agua y viejos colchones de espuma. Una forma eficiente y respetuosa con el medioambiente de producir alimentos y reciclar materiales que ya no se usan.

En un país como Jordania, donde el agua escasea, los refugiados de Zaatari pueden cultivar y consumir alimentos como tomates, pimientos, berenjenas, albahaca o pepinos.

Cultivos hidroponicos Zaatari

Beneficios del cultivo hidropónico en Zaatari

Utilizar este tipo de cultivos tiene ventajas de muchos tipos: económicas, medioambientales, alimenticias o sociales, como, por ejemplo:

  • Pueden producir durante todo el año. Los refugiados se aseguran una fuente de alimento estable y duradera.
  • Como la espuma mantiene el agua, solo se usa el 20% de la que se usaría en un cultivo normal. Supone un ahorro de agua del 80 %, un bien muy escaso en mitad del desierto.
  • No es necesario el uso de productos químicos, como pesticidas. Las personas refugiadas pueden alimentarse sin ingerir ningún químico.
  • Los refugiados pueden cultivar su propia comida en mitad del desierto jordano. No dependen de las inclemencias meteorológicas. Pueden tener sus huertos en casa, cuidar de ellos y obtener alimentos frescos y sanos.
  • Todo lo que se utiliza son materiales reciclados. Por ejemplo, un vaso de plástico es usado como un pequeño macetero.

En Zaatari, los refugiados reciclan, reducen y reutilizan

La fórmula de las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) contribuye a mitigar los efectos del cambio climático. Con estos cultivos hidropónicos se reduce la cantidad de agua necesaria para cultivar, se reutiliza un material que ya no servía, como los colchones, y se reciclan otros para otros fines, como un vaso de plástico que ahora sirve para plantar una semilla.

En el campo, los refugiados reciben formaciones sobre este nuevo método de agricultura para poder realizar sus propios cultivos. Mantener sus hogares verdes les hace sentir como en casa. Además, es una forma de estar activos y de sentirse productivos, ya que es una labor que les ocupa unas cinco o seis horas diarias.

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Colabora con ACNUR para mejorar la vida de millones de refugiados
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
 

Noticias