Historias de vida

Familias rotas por la violencia en República Democrática del Congo

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
15 Octubre 2019

La violencia en el norte de República Democrática del Congo no solo está provocando el desplazamiento de miles de personas que han tenido que abandonarlo todo. A las pérdidas materiales se suman, en muchos casos, las de seres queridos que han sido víctimas de los enfrentamientos o directamente asesinados. Mantenerse con vida, salir adelante y superar la pérdida de un familiar en estas circunstancias supone un desgaste y un esfuerzo enorme para miles de personas desplazadas.

“Vi cómo asesinaban a mi hija, a mi yerno y a dos de mis nietos”

Algunas familias intentan recomponerse del trauma que supone ver morir a un familiar en una situación de extrema violencia, como Resina Love, de 52 años, que escapó con algunos de sus nietos de su aldea, Tche, en Ituri, en medio de la ola de violencia del pasado mes de junio. “Vi con mis propios ojos cómo asesinaban a mi hija, a mi yerno y a dos de mis nietos”. "Salimos huyendo porque temíamos por nuestras vidas. Caminamos sin descanso durante cinco días por el bosque, hasta que encontramos un lugar seguro en Kasenyi", dice. "Estábamos muy cansados, pero no queríamos dejar de caminar porque seguíamos escuchando disparos”.

El 60% de los desplazados y refugiados congoleños son mujeres y niños. El viaje hasta alcanzar un lugar seguro puede llevarles semanas, tiempo durante el cual tienen acceso muy limitado a comida o medicinas.

Millones de personas necesitan ayuda humanitaria

El estallido de la nueva ola de violencia en junio de este año sigue provocando nuevos desplazamientos en la provincia de Ituri. En junio, 8.647 personas huyeron a Uganda, según ACNUR, el doble que el mes anterior.

Por si fuera poco, un nuevo brote de ébola complicó la situación en muchos de los campos de refugiados, donde el riesgo de contagio es mayor que en otros lugares. Millones de desplazados no tienen acceso médico. Además, la falta de agua y comida crea un clima de escasez donde la ayuda humanitaria resulta indispensable.

De los 379 millones de dólares necesarios para hacer frente a la situación de emergencia en RDC, hasta el momento ACNUR sólo ha recibido un 9% de la financiación necesaria.

congolena_refugiada

"Solo quiero un techo sobre mi cabeza y, si es posible, una manta".

La historia de Vumuli, de 35 años, es desgarradora. Escapó de su aldea en Ituri en junio durante el nuevo estallido de la violencia. Durante la huida, su familia se separó. Ella pudo escapar con tres de sus hijos. A su esposo y otro de sus hijos, de 9 años, les encontró muertos junto al río Tsulu.

Vumuli se sienta fuera de una iglesia habilitada como refugio temporal para personas desplazadas en Drodro, Ituri: "Solo quiero un techo sobre mi cabeza y, si es posible, una manta", dice.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), estima que más de 12 millones de personas necesitan urgentemente asistencia humanitaria en la República Democrática del Congo.

Refugiadas_congoleñas

“Vine a Drodro sin ninguna pertenencia. Quemaron todo lo que teníamos”.

Marie Djangusi, de 56 años, y su nieta embarazada de 15 años, Georgine, encontraron un refugio seguro en un asentamiento para desplazados internos en Drodro. La abuela huyó de su casa con su esposo y Georgine en el mes de junio de este año, en medio del estallido de violencia en Ituri. “Vine a Drodro sin ninguna pertenencia. Quemaron todo lo que teníamos”.

ACNUR y sus socios están atendiendo las necesidades más urgentes, como refugio, agua, saneamiento, atención médica y alimentos. En total, en República Democrática del Congo hay más de 4,5 millones de desplazados internos y 887.079 personas refugiadas.

Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para darles un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligadas a huir de su hogar y necesitan ayuda
 
 

Noticias