Loco Festival

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

Con este proyecto, los centros participantes, entre los que se encuentran colegios e institutos de todas las comunidades de España, y procedentes tanto de pequeñas aldeas como de grandes ciudades, han podido ponerse en la piel de las personas refugiadas y desplazadas y conocer la labor que realiza ACNUR en todo el mundo para proteger y restaurar sus derechos. Por eso, para garantizar uno de los derechos más importantes de la infancia, el derecho a la educación, ACNUR ha querido destinar los 100 mil euros recaudados este año a programas educativos para niños refugiados.