Una joven nadadora siria en los Juegos Olímpicos de Brasil

Equipo refugiados en los Juegos Olímpicos de Brasil, Yusra refugiada siria y nadadora
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

Yusra lleva meses entrenando duro en Alemania para llegar a los Juegos Olímpicos y mostrarle al mundo su talento como nadadora, gracias al cual salvó su vida y la de otros refugiados en el Mediterráneo. No olvida su Siria natal, y está convencida de que perseguir los sueños está al alcance de todos, también de los refugiados como ella.

La presencia de un equipo de refugiados en unos Juegos Olímpicos habla de la valentía, la ntrega, la disciplina, el coraje y la perseverancia de estos atletas. Ellos han tenido que dejarlo todo atrás por culpa de la guerra. Lo han perdido todo, pero siguen luchando. Yusra Mardini es nadadora y Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR. Cuando se confirmó su participación en el equipo de refugiados en Tokio 2020, la deportista olímpica se mostró muy feliz por el hecho de que los refugiados sigan teniendo la oportunidad de soñar: “Voy a trabajar tan duro como pueda para ganarme un lugar en el equipo. Les deseo la mejor de las suertes a todos los demás atletas refugiados en el mundo”, dijo en 2018.