Emergencias

La ola de frío afecta a refugiados y migrantes en la ruta de los Balcanes

Campo de refugiados con nieve en Líbano
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
17 Enero 2017

Ola de frío: refugiados en Europa se exponen a temperaturas bajo cero

En la frontera de Serbia, al norte de Grecia, muchos refugiados en Europa se enfrentan a la difícil situación de pasar el invierno a la intemperie. Desde hace días, las temperaturas bajan de los 0 grados a causa de la ola de frío siberiano en Europa. Por la noche, los refugios de lonas plásticas son, en los mejores casos, lo único que les acompaña.
Quienes se adentran a pie en la ruta de los Balcanes rumbo al norte de Europa desde Grecia o Turquía emprenden hoy una travesía casi tan arriesgada como la del Mediterráneo.

Consecuencias de la ola de frío: 5 muertos en la ruta de los Balcanes en lo que va de año

A las muertes en el Mediterráneo se suman a comienzos de 2017 los fallecimientos por hipotermia de refugiados y migrantes en la ruta de los Balcanes en su intento por encontrar un lugar seguro donde pasar el invierno.

  • El 3 de enero, un joven de 20 años era encontrado en la frontera entre Grecia y Turquía tras haber cruzado el río Évros a temperaturas de -10º.
  • Dos refugiados iraquíes fueron encontrados en Bulgaria tras cruzar la frontera de Turquía.
  • Una joven somalí fue encontrada tras la frontera de Turquía en el este de Bulgaria. El grupo de adolescentes que le acompañaba fue ingresado por hipotermia.
  • ACNUR pide más ayuda para los refugiados en Europa. Ante la situación, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha intensificado la entrega de ayuda en los principales países con refugiados en Europa como Grecia y Serbia.
“Salvar vidas es la prioridad principal”
Cécile Pouilly, portavoz de ACNUR.
Paisaje nevado en Libano

Ola de frío: decenas de personas en riesgo de hipotermia

La nieve cae sobre la isla de Lesbos en Grecia donde los refugiados más vulnerables ya han sido trasladados a alojamientos acondicionados para las bajas temperaturas, pero la situación en algunas zonas de Europa continúa siendo preocupante.

Ante la ola de frío, refugiados y migrantes que intentan alcanzar un lugar cálido y seguro podrían morir de hipotermia y agotamiento ante las bajas temperaturas.

ACNUR en Grecia: la preocupante situación en la isla de Samos

  • En los últimos días, ACNUR ha trasladado a cientos de personas desde las islas griegas de Lesbos y Chíos a alojamientos adaptados para las bajas temperaturas.
  • Aun así, la situación de las 1.000 personas que continúan en viviendas sin calefacción en la isla griega de Samos, frente a la costa de Turquía, sigue siendo preocupante. Entre ellos, menores de edad que necesitan ayuda urgente.
  • Hasta el momento, ACNUR ha repartido 360.000 artículos junto a sus colaboradores en toda Grecia, incluyendo las islas, entre mantas térmicas, sacos de dormir, botas y ropa de invierno. Actualmente el reparto continúa y ACNUR ha proporcionado alojamiento a más de 21.000 personas en apartamentos, con familias de acogida y en plazas hoteleras.
  • ACNUR también ha finalizado el acondicionamiento de los 15 asentamientos que le habían sido asignados por el gobierno griego. Además, se han sustituido tiendas de campaña por casas prefabricadas.

ACNUR en Serbia: ante la ola de frío, refugiados y migrantes encaran temperaturas bajo 0º

  • En el sur de Europa, las temperaturas han bajado de los 0º C durante los últimos días.
  • Aunque el 82% de los refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes que viven en Serbia se alojan en alojamientos con calefacción gestionados por el gobierno, 1.200 personas permanecen en asentamientos informales en el centro de Belgrado, capital de la República de Serbia.
  • Entre ellos, 300 menores no acompañados esperan el calor de un hogar en el que refugiarse.

Ola de frío: Refugiados sirios en Líbano se enfrentan a las primeras nevadas

Más allá de las fronteras de Europa el invierno ha afectado a miles de personas que han tenido que huir de sus hogares. Las primeras nevadas del invierno en la región del Valle de Bekaa, en Líbano, se suman ahora al frío y la humedad que amenazan a 870.000 refugiados sirios.

A causa de la nieve y el frío, los refugiados corren riesgo de sufrir hipotermia este invierno. Ayúdanos a seguir llevando ayuda. Ante la ola de frío, cada minuto cuenta.

 

Noticias