Eventos

1 millón de niños sirios nacidos fuera de su país

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
26 Diciembre 2018

Agencias de la ONU como ACNUR lanzan un plan de ayuda para las personas sirias refugiadas y para los países que las acogerán en 2019 y 2020.

Niño sirio de 2 años

“Es un número aterrador”

Yousef tiene dos años, el pelo rubio y una sonrisa descarada. Como él, un millón de niños sirios ha nacido refugiado fuera de su país desde el comienzo de la guerra en 2011.

Su madre, Baraa, espera en un centro de registro de ACNUR en Ammán, la capital de Jordania, para registrarle. “Este es un número aterrador, porque significa un millón sin hogar real. Al menos yo tengo mis recuerdos de Siria. Yousef nunca ha visto su país, no conoce su hogar”, dice Hama, refugiado sirio de 29 años.

Tras más de siete años de guerra en Siria, gran parte de los bebés sirios nacidos en Turquía, Líbano, Jordania, Egipto o Irak se enfrenta a la pobreza y la incertidumbre, con dificultad para pagar la matrícula escolar y muchos casos de trabajo y matrimonio infantil.

El 35% de los niños y niñas sirios no van al colegio

Más allá de las dificultades para pagar la comida o el alquiler, la principal preocupación de Baraa es el futuro de Yousef, su educación. “¿Cómo puede un niño crecer y desarrollarse en esta situación?”.

Para satisfacer las necesidades de personas como Baraa y de los países que las acogen, ACNUR, PNUD y otras 270 ONG y socios humanitarios lanzan el Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia 2019-2020: 5.500 millones de dólares darán asistencia a más de nueve millones de personas, incluidos los refugiados sirios.

Este plan incluirá la participación de más niños refugiados en educación, ya que el 35 % de los niños y niñas sirios en el exilio están sin escolarizar. La financiación también se utilizará para proporcionar protección, salud y mejorar las oportunidades económicas, especialmente para las mujeres.

“Yo era activo y exitoso en Siria. Entonces me encontré como refugiado”

Ahmad tenía una fábrica de jabones en Alepo y dos hijas cuando la guerra estalló. “Yo era activo y exitoso en Siria, tenía mi propia fábrica, una casa grande y cuatro apartamentos. Entonces me encontré aquí viviendo como refugiado, sin dinero ni estatus”, asegura el padre de familia.

Ahora, a sus 51 años, no podría haber sobrevivido en Jordania con su familia sin los 140 dinares jordanos (173 €) que ha recibido desde mediados de 2012. Como padre de dos adolescentes, Ahmad sabe que la situación de seguridad en Alepo es demasiado preocupante para poder volver: “No tenemos otra opción que no sea quedarnos en Jordania y depender del apoyo que recibimos. Si perdiéramos esta asistencia en efectivo, no sé qué nos pasaría”.

“Es fundamental que la comunidad internacional continúe reconociendo la difícil situación de los refugiados sirios y apoye a los gobiernos de acogida y los socios del Plan para ayudar a asumir esta gestión, hasta que los refugiados puedan regresar a casa con seguridad y dignidad”
Amin Awad, Director de ACNUR en Medio Oriente y Norte de África, y Coordinador Regional para los refugiados de Siria e Irak.
Con 25 € puedes dar educación primaria a un niño refugiado durante todo un año.
 
Con 25 € puedes dar educación primaria a un niño refugiado durante todo un año.
 
Con 25 € puedes dar educación primaria a un niño refugiado durante todo un año.
 
Con 25 € puedes dar educación primaria a un niño refugiado durante todo un año.
 
Con 25 € puedes dar educación primaria a un niño refugiado durante todo un año.
 
 

Noticias