Educación

Niños refugiados escolarizados en Uganda. Foto: ACNUR/F. Noy

ACNUR acerca el derecho de la educación a los niños refugiados

Más de la mitad de los refugiados y desplazados que hay en el mundo son niños. Han visto interrumpida su educación a causa de la guerra y de la huida a otros países. Por eso, para que estos pequeños no pierdan oportunidades de futuro, ACNUR trabaja para que tengan acceso a la educación en los campos de refugiados. Para ello, construye aulas en los campos, forma a profesores y da ayudas a las familias para costear las matrículas y los materiales escolares cuando es necesario.

 

150.000 niños, adolescentes y adultos

con acceso a educación
1.900 escuelas
construidas o mejoradas
56 operaciones
con proyectos educativos para niños refugiados
 
Mapa de países que reciben ayuda para la educación de los niños refugiados
 
Estudiar es el sueño de miles de niños refugiados. Tú puedes hacerlo posible.
 
Estudiar es el sueño de miles de niños refugiados. Tú puedes hacerlo posible.
 
Estudiar es el sueño de miles de niños refugiados. Tú puedes hacerlo posible.
 
Estudiar es el sueño de miles de niños refugiados. Tú puedes hacerlo posible.
 
Estudiar es el sueño de miles de niños refugiados. Tú puedes hacerlo posible.
 
 

Garantizar el acceso a la educación de los niños es un componente esencial del mandato de ACNUR en materia de protección y búsqueda de soluciones duraderas. Mediante el acceso a las escuelas para su escolarización, se logra que los niños reciban los conocimientos que les permitirán labrarse un futuro y también se contribuye a que éstos encuentren en las aulas un espacio seguro donde poder volver a ser niños. La escuela no es sólo una garantía de futuro para ellos, sino que además es un lugar que les ayuda a superar los traumas vividos.

En sus operaciones, ACNUR aboga por escolarizar a los niños refugiados en las escuelas locales, ya que esto contribuye a mejorar las relaciones con la comunidad local. Cuando esto no es posible, se crean escuelas y espacios especiales para niños en los campos de refugiados, con el fin de hacer que las vidas de los más pequeños sean lo más normales posible.

 

PROYECTOS PARA LA ESCOLARIZACIÓN DE NIÑOS REFUGIADOS

Escuelas en Africa y Oriente Medio-Proyectos ACNUR Agencia ONU refugiados
Educa a un niño
570.000 niños escolarizados entre 2012 y 2015 gracias a este programa
De 2012 a 2018, tenemos el objetivo de escolarizar a más de 1 millón de niños refugiados en 12 países. Hasta el año 2015 la cifra alcanzada era de 570.000 niños. En el marco de este proyecto, realizamos actividades de construcción y rehabilitación de escuelas, formación y contratación de maestros, entrega de material escolar y clases de apoyo a niños con discapacidad.
Nuestro objetivo para 2018 es escolarizar a más de 1 millón de niños refugiados en 12 países: Siria, Yemen, Pakistán, Sudán, Sudán del Sur, Etiopía, Ruanda, Uganda, Kenia y Chad.
 
Escuelas en Africa para niños sin escolarizar refugiados en Uganda
Mind the gap: educación secundaria para niños refugiados
Educación secundaria para 46.639 niños de Kenia, Uganda, Ruanda y Pakistán
El programa Mind the gap ha llevado educación secundaria a 46,630 niños y niñas de Kenia, Uganda, Ruanda y Pakistán, cuatro de los 10 países del mundo con mayor número de refugiados y desplazados. Gracias a él, se ha conseguido la financiación para construcción y rehabilitación de escuelas, becas y protección especial para estudiantes o clases de apoyo para chicos en situación de especial vulnerabilidad.
Además, se da apoyo al profesorado en Kenia y Pakistán, con la contratación de 180 profesores, formación para 800 profesores y acceso a prácticas para 400 refugiados.
 
Formación profesional educación para refugiados
Educación para adultos: Formación profesional
Educación para la inserción laboral de adultos en Etiopía y Sudán
El programa Medios de Vida para Refugiados 2016 en Etiopía, Sudán y Egipto ofrece cursos de formación profesional y técnica a 260 refugiados de entre 15 y 24 años. Además, se trabaja en la capacitación de 500 mujeres para su alfabetización, conciencia medioambiental y utilización de recursos.
Además, el programa Medios de Vida para Refugiados 2016 trabaja en otras líneas de acción para la creación de puestos de trabajo e inserción laboral de los refugiados. Este programa tiene como prioridad la formación para mujeres, así como los refugiados con un gran número de personas en sus hogares.
 
“La educación es una herramienta que podemos usar para eliminar el trauma. Mediante la interacción con otros niños que también han pasado por situaciones terribles, encuentran una manera de olvidar por lo que han pasado”
Julien Ateme, trabajadora de ACNUR en Uganda
 

Noticias sobre educación