Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

“Encuentra un amigo”, una iniciativa para refugiados en Alemania

encuentra un amigo Foto: ACNUR, Gordon Welters

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

“Hace un año necesitaba encontrar un piso y un trabajo —cuenta Fahed—. Sabía que necesitaba la ayuda de alguien de la ciudad para conseguirlo”. Hoy queremos hablarte de la historia de Fahed, un refugiado sirio afincado en Alemania y del proyecto “Encuentra un amigo”.

 

Con 27 años, huyó de Siria cuando los combates se hicieron más intensos y llegaron a los alrededores de su casa en Homs. Hace unos meses, él y su hermano pequeño llegaron a Berlín desorientados, con mucho miedo e incertidumbre. Navegando por las redes sociales, Fahed encontró una iniciativa voluntaria que ponía en contacto a los refugiados con gente de la zona. Una semana después conoció a Anne-Marie, su nueva amiga, con la que queda muy a menudo para conocer la ciudad. “Lo que más me gusta es poder entablar una amistad en igualdad de condiciones”, cuenta Anne-Marie.

Casi dos años después de que comenzase la iniciativa “Encuentra un amigo”, ya se han formado 400 parejas de colegas. La población alemana se ha tomado muy en serio este proyecto, y los esfuerzos se están intensificando más que nunca. El año pasado, más de un millón de personas buscaban asilo en Alemania. De hecho, el proyecto incluso cuenta con financiación del Gobierno y ha dado trabajo a tiempo completo a siete funcionarios.

 

El proyecto “Encuentra un amigo”

encuentra un amigo
Foto: ACNUR, Gordon Welters

“No queríamos ofrecer la típica ayuda que se da, donde los refugiados tienden a estancarse en ese rol de receptor de ayuda —dice Nina Winzen, promotora del proyecto en Berlín—. Se trata de un intercambio entre iguales desde el principio, que dé forma a su nueva vida aquí”. Entre las muchas ventajas que supone este proyecto se encuentra salvar la barrera del idioma, pero también hacer una vida normal, saliendo a tomar café con un amigo o asistiendo a un concierto. “Se trata de facilitar la integración en un grupo social”, comentan.

Gracias a esta iniciativa, Fahed aprendió alemán muy rápido, así que después de un tiempo la relación era de verdadera amistad. Anne-Marie incluso le invita a las reuniones familiares y con amigos. Ahora, nuestro protagonista ha conseguido una protección internacional duradera y espera reanudar sus estudios de derecho muy pronto. “Si los refugiados únicamente nos relacionamos entre nosotros y no conocemos gente de la zona, estaremos formando sociedades paralelas”, comenta.

Desde luego se trata de una iniciativa que apuesta por la integración de los refugiados, pero que también beneficia a los nativos, ya que conocen otras culturas y pueden aprender mucho de la situación que viven sus nuevos amigos. Esto, además, ayuda a eliminar los prejuicios en la sociedad y a hacer del mundo un lugar más abierto e interconectado; por eso esperamos que la iniciativa se amplíe a otros países, ya que puede ser muy beneficiosa para ambas partes.

Fahed lo tiene claro y a través de un blog que escribe para contar su experiencia invita a los recién llegados a no aislarse y a compartir sus momentos de ocio con los alemanes para formar una comunidad con fuertes vínculos. Después de meses de travesía y miedo, Fahed ha encontrado una amiga en la que apoyarse y aprender las costumbres de su nuevo hogar. ¡Mucha suerte en tu vida, Fahed!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *