Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Fábulas cortas sobre el respeto

fábulas cortas Foto: iStock

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Una de las mejores formas de enseñar valores como el respeto es recurrir a cuentos o fábulas cortas que incluyan una enseñanza. Esto es así porque los más pequeños recibirán el mensaje en forma de historia, y no solo mostrarán más interés, sino que lo asociarán con el significado que le quieres dar.

Por eso, hoy queremos contarte algunas fábulas cortas sobre el respeto que puedes contar tal cual a tus hijos o transformarlas para enseñarles este valor indispensable en su vida. Las fábulas son cuentos cortos protagonizados por animales o plantas que pueden ser divertidos y ayudar a fijar el concepto.

Fábulas cortas para hablar sobre el respeto

fábulas cortas
Foto: iStock

El árbol y el hacha

Unos trabajadores decidieron construir unas hachas de talar con la propia madera de uno de los árboles. Con esa nueva herramienta, se dedicaron a talar no solo a sus amigos, sino a él mismo. El árbol, mientras era talado, les decía: “Prefiero incluso el hacha a que me taléis con mi propia carne”.

Esta fábula corta nos enseña a no utilizar a los demás contra ellos mismos, es decir, a respetar lo que se nos dice o lo que se nos da y no utilizarlo para mal.

Los gallos y la perdiz

Un campesino que tenía un corral lleno de gallos compró también una perdiz y los puso a vivir juntos. Los gallos no tardaron en empezar a hacerle la vida imposible, y la perdiz creía que era por ser de diferente especie. Sin embargo, un día vio como los gallos se peleaban entre sí y entendió que era su naturaleza.

Esta fábula nos enseña a analizar el ambiente donde nos metemos y a entender que en ocasiones tenemos que ir con cuidado.

La mula

Érase una vez una mula que siempre presumía de que su padre era un caballo muy veloz y que había heredado sus dotes. Pero en cuanto se presentó la ocasión en la que tuvo que correr, se acordó entonces de que su padre en realidad era un asno, y que no era tan rápido como creía.

Esta fábula nos enseña a estar orgullosos de nuestras raíces y a entender cuáles son nuestras limitaciones.

La liebre y la tortuga

Acabamos con una fábula muy conocida:

Érase una vez una liebre que se reía de la lentitud de su amiga la tortuga. Ésta, un día, la retó a una carrera diciéndole que podría ganarla. La liebre aceptó sin pensarlo y se colocaron en la meta. Con el pistoletazo de salida, la liebre corrió rápido, pero hizo su primera parada en el camino, mientras la tortuga avanzaba lenta, pero sin pausa.

Así hizo decenas de paradas más, confiada de que aun así llegaría antes que la tortuga. En su último descanso, después de dormir una siesta, abrió los ojos y vio cómo la tortuga estaba cruzando la meta. La liebre había perdido.

Esta fábula nos enseña a no subestimar a los demás y a entender que todos somos capaces de lograr las mismas cosas.

En este post te hemos enseñado algunas fábulas cortas que tratan sobre el respeto y que te ayudarán a transmitir a tus hijos las enseñanzas de este tipo de valores.

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Escolarización anual de un niño refugiado
Transporte para un niño refugiado que vive alejado de la escuela
Material escolar para 5 niños refugiados
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Uniformes para 5 niños de primaria
Uniformes para 5 estudiantes de secundaria
Becas para que 5 jóvenes puedan seguir estudiando
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(54 votos, media: 3,70 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *