Ayudándose unos a otros

Niño refugiado de Sudán del sur en África |eACNUR
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

Ajuk Onygo y su familia tuvieron que huir de la violencia en Bor y ahora se han convertido en desplazados dentro de su país, Sudán del Sur. Tras tres días caminando con sus hijos a la espalda, se unieron a un grupo de más de 500 personas desplazadas en Gorom, cerca de Juba, la capital. Finalmente han sido acogidos por refugiados etíopes.Ahora se ayudan los unos a los otros y también reciben el apoyo de ACNUR que les suministra alimentos.