Morir de hambre en el siglo XXI

¿Qué harías para evitarlo?

Aunque sus pequeños apenas tienen unos años de vida, estas madres viven con miedo a que puedan morir de hambre. Después de semanas de huida sin apenas nada que echarse a la boca, han llegado desnutridos a Bangladesh y necesitan alimentos para poder recuperarse.

El riesgo de morir de hambre sigue siendo un hecho para muchos refugiados en pleno siglo XXI. Con tu ayuda, podemos evitarlo.

1 € = comida diaria para un niño refugiado

Con 1 € puedes enviar una ración diaria de 2.100 kilocalorías compuesta de cereales, proteínas y grasas para un niño refugiado.

¿Quieres evitar que un niño pueda morir de hambre?

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Te llamamos gratis